Suscríbete 1 año y te regalamos 140 días gratis
Quiero la oferta

El blues de La Siberia y el bus de O Salnés

José Ramón Alonso de la Torre
J.R. Alonso de la torre REDACCIÓN / LA VOZ

AROUSA

MARTINA MISER

En la comarca más apartada de España, las comunicaciones en autobús son mejores que en Arousa

10 ene 2022 . Actualizado a las 22:45 h.

Ramón Caride es escritor y es arousano. El año pasado publicó A velocidade crítica, último libro de una trilogía (Terra queimada e Historias (in)certas) llena de «talento creativo e orixinalidade» en palabras de Ramón Nicolás en el suplemento cultural Fugas de La Voz de Galicia. Son 35 relatos. En ellos, Caride nos sumerge en atmósferas de nuestro tiempo que nos llevan de Montevideo a Nueva York y de Galicia a La Siberia, pero no a las frías estepas siberianas de Rusia, sino a La Siberia extremeña.

Uno de sus cuentos, Siberia nuclear, nos narra una historia real sucedida en esta «bisbarra afastada no espazo e no tempo, onde moran aínda os voitres e os latifundios feudais». Es la historia de Tío Niceto, que entró una noche en el nigth-bar Las Carrascas de Valdecaballeros, se enamoró de la dominicana Elpidia y hoy, en la plaza del pueblo, «brincan meniños de pel curiosamente escura». Son los nietos siberianos de Elpidia y Niceto.

Cuando Javier de Burgos fijó la división provincial de España en 1833, estableció que el pueblo más alejado no podía estar a más de un día de viaje de la capital de su provincia con los medios de locomoción de principios del siglo XIX. Atendiendo a esta exigencia, La Siberia sería una anomalía porque es una comarca muy lejana, tanto que uno de sus pueblos, Helechosa de los Montes, es el municipio español más distanciado de su capital de provincia: queda a 235 kilómetros de Badajoz.