Interior tramita cuatro denuncias a raíz de la concentración de la Mesa en defensa del topónimo A Toxa

La Voz O GROVE / LA VOZ

AROUSA

Días después de la primera concentración, la Mesa pola Normalización convocó una segunda movilización entre O Grove y la isla de A Toxa
Días después de la primera concentración, la Mesa pola Normalización convocó una segunda movilización entre O Grove y la isla de A Toxa MONICA IRAGO

El ministerio subraya que las posibles sanciones se deben a que parte de los participantes en la movilización ignoraron las instrucciones de la Guardia Civil para no obstaculizar la vía pública

06 dic 2021 . Actualizado a las 21:41 h.

El 29 de septiembre, un grupo de personas se concentraron en el acceso al puente de A Toxa, en O Grove, respondiendo a una convocatoria de la Mesa pola Normalización Lingüística. El objetivo de la movilización apuntaba a la defensa del topónimo oficial de la isla, en su forma gallega original, en lugar de La Toja, fórmula que se emplea en el foro que aquel día inauguraba su tercera edición. Aunque no se produjeron incidentes de consideración, sí hubo momentos de tensión entre los manifestantes y las fuerzas de seguridad. Ahora, el Ministerio del Interior responde a una pregunta al respecto de lo ocurrido, que el diputado del BNG Néstor Rego había planteado en el Congreso. Entre otras cuestiones, para confirmar que, a raíz de lo acontecido aquella jornada, se han levantado cuatro actas de denuncia contra los manifestantes «por infracciones a la Ley Orgánica 4/2015 de Protección de la Seguridad Ciudadana».

No había sido comunicada

Interior asegura al diputado nacionalista que la movilización no había sido comunicada a la Subdelegación del Gobierno en la provincia de Pontevedra, que, por otra parte, «no dio ninguna indicación a las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado sobre la manera de establecer el dispositivo de seguridad», precisa el departamento que dirige Fernando Grande-Marlaska.

Más allá de esta cuestión, el ministerio niega que procediese a la disolución de la concentración reivindicativa. «Simplemente se requirió a los congregados que no ocuparan la vía pública, al objeto de no impedir el paso de vehículos de la caravana de las autoridades que asistían al evento, así como de los servicios de emergencia», explica Interior en su respuesta. Las posibles sanciones, concluye el escrito, se deben a que parte de los manifestantes ignoraron las indicaciones de la Guarda Civil y sí cortaron el acceso.