36 años de aclarar el camino a la canasta

Pablo Penedo Vázquez
pablo penedo VILAGARCÍA / LA VOZ

AROUSA

ADRIÁN BAÚLDE

Juan Rodríguez Espiñeira dirigió todas las categorías del BBC antes de levantar una de las mayores canteras de baloncesto de Galicia

06 sep 2021 . Actualizado a las 13:30 h.

Cuando Juan Rodríguez Espiñeira era niño «en los parques de Vilagarcía todavía no había canastas». Por suerte para él y para los centenares de chavales que aprendieron de sus conocimientos y su forma de enseñarlos, Espi, como lo conocen en el mundillo, nació y se crio en un pueblo de baloncesto. Y así fue como un crío cuyo primer recuerdo relacionado con el deporte lo sitúa dando patadas a un balón en un campo de tierra, acabó trazando una de esas trayectorias que apuntan a institución. Encadenando 36 años en un club en el que lo ha sido todo como técnico y en el que lleva siete temporadas al frente de la dirección deportiva de uno de los mayores y más ambiciosos proyectos de baloncesto base de Galicia, el CLB.

Tras alguna escaramuza sabatina con sus primas en la abarrotada escuela del Liceo, con 8 años varios compañeros de colegio animaron a Espi a probar en un BBC (Básket Base Club) en pañales. «Los entrenadores eran jugadores cadetes y júniores del club, pero para nosotros eran mayores». Una sensación recordada por Espiñeira y que a buen seguro sintieron aquellos chavales de Meis a los que ayudaba a entrenar algún sábado siendo aún cadete junto a su entrenador, Juan Santos, en la escuela que el BBC tenía en el municipio vecino. «Desde ahí creo que no paré de entrenar», dice el arousano.

En su segundo año sénior sacó su primer título de técnico convencido por Larry, el entrenador que cambió la historia del BBC y también la de Espiñeira. Un año después Larry capitaneó el salto a la EBA del club, con la compra de una plaza en la entonces categoría de plata española, y llegaron los primeros jugadores foráneos. «Ese verano estaba para formar parte del equipo, pero yo era ala-pívot y vi que los fichajes jugaban donde podía hacerlo yo». Así que nuestro rostro del deporte optó por cambiar de aires.