La lupa policial vigilará intensamente los botellones durante las fiestas de San Roque

a. g. VILAGARCÍA / LA VOZ

AROUSA

Martina Miser

Llegarán refuerzos para las fuerzas de seguridad durante los días de los festejos

05 ago 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

No habrá festa da auga, ni el desfile de las carrozas, ni tan siquiera Combate Naval, pero eso no impedirá que las fuerzas de seguridad no vayan a prestar una especial atención a todo lo que pueda suceder en Vilagarcía durante las fiestas de San Roque. La junta local de seguridad celebró ayer una reunión, presidida por la subdelegada del Gobierno Maica Larriba, para organizar el dispositivo que se pondrá en marcha en apenas unos días. Una reunión en la que participaron la comisaria provincial, Estíbaliz Palma, mandos de la Policía Local, responsables del subsector de tráfico de la Guardia Civil y el alcalde de la ciudad. Alberto Varela.

Uno de los puntos de la cita era examinar los protocolos que ha diseñado el Concello para los activos festivos del programa de fiestas. Es decir, para los conciertos y para las distintas actividades que se desarrollarán en las calles, y que recibieron el visto bueno. Cabe recordar que los espectáculos se realizarán con aforo reducido, con reserva previa con toma de datos y con el público que asista sentado y distanciado. El operativo se analizó tanto para el nivel alto de restricciones en el que la ciudad se encuentra a día de hoy como en el caso de que las autoridades decidieran rebajarlo precisamente durante las jornadas de celebración de los festejos de San Roque si la evolución de la pandemia fuera positiva.

Pruebas de alcohol y drogas

Durante esos días, y como es habitual, el Cuerpo Nacional de Policía desplazará efectivos de otras zonas para reforzar a vigilancia. Una vigilancia en la que la lupa estará puesto en la posible celebración de botellones y en el control de las zonas que están precintadas de noche (parques y playas). «Advírtese de que as sancións para as persoas que incorran nestas faltas son moi elevadas», se advierte desde Ravella. Vilagarcía está a día de hoy en el nivel alto de restricciones, por lo que las reuniones de no convivientes en la calle están prohibidas entre la una y las seis de la madrugada.