El crecimiento de la incidencia del covid sigue contenido en O Salnés

Antonio Garrido Viñas
Antonio Garrido VILAGARCÍA / LA VOZ

AROUSA

MONICA IRAGO

Ribadumia y Meis se incorporarán el sábado al nivel alto de restricciones

29 jul 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Parece que empieza a amainar la tormenta del covid que lleva unas semanas azotando la comarca de O Salnés. Todavía llueve, pero es lluvia fina, no aquellos chaparrones de positivos que día sí y día también complicaron el panorama de la zona en el peor momento posible, en la plena temporada alta de turismo. Según los datos de ayer, la incidencia, tanto a siete como a catorce días, bajó en todos los municipios. A un ritmo muy lento, eso sí, pero reforzando esa tendencia que se viene observando desde el principio de la semana.

El crecimiento de la incidencia está contenido, pero sigue siendo una cifra muy alta y de ahí que el comité clínico decidiera en su reunión del martes que Ribadumia (732 de incidencia a catorce días) y Meis (701) pasen a partir de este sábado al nivel alto de restricciones, con lo que ya no queda ningún municipio de O Salnés en el bajo o en el medio. Los del Baixo Ulla (Pontecesures, Valga y Catoira) se van librando y parece que todavía tienen margen como para verse amenazados con restricciones del estilo de las que rigen el día a día en O Salnés.

Test de antígenos en O Grove

El peor dato a siete días lo tiene Sanxenxo, con 1.107 casos por cien mil habitantes. Allí, el Sergas organizará este lunes un punto de acceso para realizar el test de antígenos. Será en el pabellón Monte da Vila (en el antiguo) durante toda la jornada. La cita puede solicitarse a través de Internet (https://coronavirus.sergas.gal/cribado/) aunque también se podrá acceder sin estar convocado, pero tendrán preferencia quienes sí hayan confirmado su presencia. La gran ventaja de este test es que una vez hecho se obtiene ya el certificado de negatividad que permite acceder al interior de los locales de hostelería.