Dorian: el indie de vieja escuela se resiste a su ocaso

C. CRESPO VILAGARCÍA

AROUSA

CRISTINA DURAN

Se pudo constatar de manera fehaciente el viernes en el concierto de Dorian, en el Atlantic Fest, en Vilagarcía

18 jul 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

No corren buenos tiempos para el indie de vieja escuela. Lo cual no tiene por que acarrear necesariamente connotaciones peyorativas. Se pudo constatar de manera fehaciente el viernes en el concierto de Dorian, en el Atlantic Fest, en Vilagarcía. El público vibro, sí. Las canciones funcionan, como no. El tratamiento del sonido, impecable. Pero algo en el ambiente, que emanaba desde el propio escenario, transmitía la sensación de estar viviendo el ocaso de una época, el declive de una tendencia que ha sobrevivido casi ininmutable durante dos décadas.

No es la actual, desde luego, una situación propicia para establecer una conexión intensa con el público, aunque Zahara lo consiguió de largo el día anterior. Pero lo es aún menos si la banda se empeña en mantener hoy aquella actitud desapasionada y escasamente empática que caracterizó en su día a los grupos indies.

Giro estilístico

Por suerte, nos quedan las canciones. Aunque, andados los años, no le resulta fácil hoy a Dorian defender una parte de su repertorio, que semejaba trascendente en su fase juvenil pero que ha evidenciado no soportar del todo bien el discurrir del tiempo. Las composiciones de la banda barcelonesa no han envejecido como se esperaba. Y da la sensación de que el propio grupo es conciente de ello. Se pudo constatar cuando presentaron Dual, el único tema inédito que sonó en el concierto a modo de adelanto de lo que será su nuevo trabajo, tras cuatro años de silencio discográfico.