O Salnés se moviliza contra las restricciones

Antonio Garrido Viñas
antonio garrido VILAGARCÍA / LA VOZ

AROUSA

ADRIÁN BAÚLDE

La jornada de hoy será de cierres y protestas cuando ya no hay ingresados por covid en el Hospital do Salnés

11 jul 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Segundo domingo de julio, sol y turistas. Una combinación perfecta, por la que uno de los motores de la economía de O Salnés lleva muchos meses esperando, pero que se va a convertir en un domingo de cierres y protestas porque las restricciones dictadas por la Xunta están ahogando a la hostelería de cuatro de las poblaciones más importantes de la comarca. Desde ayer, ni en Vilanova, ni en A Illa, ni en Cambados ni en Vilagarcía pueden servir a sus clientes dentro de los establecimientos y tienen reducido el aforo de sus terrazas al 50%. Hay cafeterías que ya han comenzado a colocar carteles estableciendo un límite de tiempo para permanecer en las terrazas, en un intento de rentabilizar al máximo su uso.

La situación, en plena temporada alta, ha llevado la indignación del sector, que hoy saldrá de detrás de las barras para convertir el domingo de julio en un domingo de protestas. Los hosteleros de las cuatro localidades afectadas han decidido cerrar sus establecimientos durante la jornada de hoy, en señal de protesta, pero no se quedarán las reclamaciones en simplemente ese gesto. Han decidido concentrarse a las 10.30 de hoy en Vilanova para protestar por las medidas. Allí, la asociación de comerciantes Vilanovacentro anima a todos sus socios a empapelar sus establecimientos en señal de protesta, además de a acompañar a los hosteleros en sus reivindicaciones. También a las doce de la mañana, en A Illa, está convocada una protesta ante el Concello.

Entre tanto, las cifras de la incidencia siguen creciendo, pero sin que repercutan en la hospitalización puesto que la inmensa mayoría de los casos son asintomáticos o tienen síntomas muy leves. De hecho, según la información que ofrece el Sergas en su página web, en el Hospital do Salnés no había ayer ningún enfermo ingresado por covid. Eso sí, los datos de incidencia son abrumadoramente altos. En Vilagarcía, donde se ha pasado en apenas diez días de 24 a 140 casos activos, está en 227 positivos por cien mil habitantes a siete días y en 360 a catorce.