La incidencia sigue desbocada en O Salnés, con A Illa de punta de lanza

Antonio Garrido Viñas
antonio garrido VILAGARCÍA / LA VOZ

AROUSA

MONICA IRAGO

Una celebración está detrás de la explosión de positivos en el municipio isleño

04 jul 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

No hay tregua en lo que respecta al covid en O Salnés. Todo lo contrario. Los casos se siguen acumulando a un ritmo que recuerda a los peores momentos de la pandemia por su explosividad. Y la lista de municipios de la comarca que está en alerta roja sigue creciendo. La última irrupción es la de A Illa de Arousa. Y tal y como sucedió con Vilagarcía, de una manera espectacular. De repente, han aparecido casos por doquier en el municipio isleño, y el origen podría estar en una celebración de hace unos días. Lo cierto es que, en una localidad de ese tamaño, un brote semejante provoca un incremento de la incidencia espectacular que, en su caso, lleva la cifra a 345 positivos por cien mil habitantes a siete días, con nada menos que 18 casos activos.

Esa irrupción isleña en el ránking covid de O Salnés no debe ocultar que la situación es también complicada en más localidades. Vilanova sigue, al margen del extraordinario caso de A Illa claro está, como el municipio con peores datos, con 174 casos por cien mil habitantes a siete días y de 223 a catorce días. En Cambados también siguen empeorando las cifras, con 153 a siete días y 182 a catorce. En ambas localidades arrancaron ayer las restricciones que suponen pasar al nivel medio. Es decir, los establecimientos hosteleros solo podrán tener un 30% de su aforo en el interior y un 50% en las terrazas.

Vilagarcía es otra de las localidades que empieza a mostrar una incidencia con tintes preocupantes. La cifra a siete días está ya en 133 casos por cien mil habitantes y en 163 a catorce días. Este dato es seguro que irá aumentando en las próximas jornadas.