Un preacuerdo entre la dirección y el comité sofoca los tambores de conflicto laboral en DS Smith

Serxio González Souto
serxio gonzález VILAGARCÍA / LA VOZ

AROUSA

Martina Miser

La cartonera acepta una equiparación gradual de los salarios de la plantilla más joven y los complementos pactados en el 2009

05 jun 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Después del durísimo conflicto que Lantero protagonizó a caballo de los años 2014 y 2015, cualquier atisbo de conflicto laboral en la histórica cartonera, hoy propiedad de la multinacional británica DS Smith, provoca que la mitad de Vilagarcía enarque una ceja. La compañía instalada ahora en O Pousadoiro se siente en la capital arousana como una parte más del patrimonio colectivo. Por ello, que la plantilla recurriese a otro paro, el 18 y el 19 de mayo, alentó la preocupación sobre la posibilidad de que los tiempos convulsos regresasen. Un preacuerdo, alcanzado por la dirección y el comité de empresa esta semana, aleja ese fantasma del horizonte.

Los puntos pactados tras la última jornada de mediación serán explicados hoy a la asamblea de los trabajadores, que se reúnen a las doce del mediodía en el auditorio municipal, y tendrán que ser ratificados por la plantilla. Pero, al menos sobre el papel, recogen los ejes centrales de las reivindicaciones que motivaron la movilización de mayo, además de una serie de mejoras añadidas, por lo que no deberían tener problema en salir adelante.

Un proceso de dos años

El caballo de batalla, que se prolonga desde marzo del 2019, estriba en la brecha salarial que separa a los trabajadores más veteranos de aquellos que se incorporaron a DS Smith en épocas más recientes. «Se establecen pautas de crecimiento retributivo para el personal de nueva incorporación, para que en los próximos tres años experimenten aumentos de salario con los que empiecen a aproximarse a los de los trabajadores más antiguos», explica el presidente del comité, Jesús López Rodríguez.