Vilagarcía reactiva el servicio de alquiler de bicicletas con once nuevas estaciones

Vaibike! contará con vehículos eléctricos y bicis adaptadas a la movilidad reducida

Si las cosas salen razonablemente bien, esta será la definitiva. Después de la desagradable experiencia que el Concello de Vilagarcía vivió a cuenta del abandono de su sistema público de alquiler de bicicletas, a manos de la empresa que lo gestionaba, Vaibike! renace una vez más. La concejala de Urbanismo e Mobilidade, Paola María, acaba de presentar junto a la responsable municipal de Servizos Sociais, Tania García, el nuevo y ampliado esquema bajo el que funcionará el servicio, concebido ya como una alternativa de transporte para los vilagarcianos, y no meramente como el vehículo de más o menos paseos recreativos. Para empezar, el número de estaciones crecerá desde las cinco actuales a dieciséis, expandiéndose a lo largo y ancho del municipio.

Son varios los factores llamados a marcar la diferencia con lo que se ha hecho hasta ahora. El primero de ellos apunta al origen de la mayoría de los problemas que ha sufrido Vaibike! desde que el equipo del socialista Alberto Varela lo rescató, después de cuatro años de paréntesis: la contratación del sistema. «Investigamos moito xunto coa empresa que colaborou con nós e comprobamos que os sistemas que mellor están funcionando noutras cidades son aqueles nos que se contrata por un lado o subministro das bicicletas e as estacións, e por outro a súa xestión», explica María Mochales. Este es el esquema que ha seguido Ravella. El pliego de condiciones para el abastecimiento de los vehículos y de esas once nuevas estaciones ya está listo, y se publicará la semana que viene. Una vez que se haya adjudicado, y al albur del material elegido, el Concello sacará a concurso el funcionamiento en sí del servicio. Para evitar demoras, los técnicos trabajan ya en la confección de ese segundo pliego.

Veinte de pedaleo asistido

Lo que Vilagarcía les pide a quienes suministren los equipos son estaciones de calidad, con protección frente al vandalismo y alguna fórmula de energía alternativa que cumpla con el principio de eficiencia energética, además de un punto de recarga de bicicletas eléctricas. Este factor, el pedaleo asistido, constituye una de las mejoras que el pliego propone. Concretamente, veinte de las 75 bicis convencionales que funcionarán en Vilagarcía. Aun en el caso de que la oferta ganadora no lo contemplase, Ravella trabajaría para que algunos de los vehículos sí respondiesen a sus características.

Las bicicletas, de acero inoxidable y aluminio, perdurables y cómodas, se distribuirán en tres tallas, pequeña, mediana y grande, y dispondrán de sillitas posteriores para que los adultos puedan llevar a los chavales, al colegio o a cualquier otra parte. Que de forma paralela a este proceso se esté iniciando la construcción de las ciclovías no es ninguna coincidencia. Paola María insiste en la idoneidad de Vilagarcía para que un medio de transporte limpio y sano como este contribuya a reducir las emisiones contaminantes y dibujar un futuro para las generaciones venideras.

La presencia de Tania García en la presentación tampoco fue una casualidad. «Temos unha pequena mellora que vai ser fundamental para moitas persoas», apuntó la concejala de Servizos Sociais. Seis vehículos redondearán una dotación de 81 bicicletas, en su caso adaptados a las personas que padecen dificultades de movilidad. Sus sillas se integrarán en las bicis y sus usuarios podrán pedalear con las manos. La primera inversión para hacerlo posible asciende a 178.5050 euros, provistos por fondos europeos.

Las 16 estaciones. Los puntos todavía tienen que ser concretados, pero, aproximadamente, serán Carril, el instituto Miguel Ángel González Estévez, el parque del balneario, la estación de tren, O Cavadelo, Canelas, Dona Concha, O Freixo, O Rial, As Gaivotas, O Piñeiriño, Manuel Jiménez, Fexdega, As Carolinas, San Roque y Ravella . 

Votación
8 votos
Comentarios

Vilagarcía reactiva el servicio de alquiler de bicicletas con once nuevas estaciones