Juan Fajardo releva a Suso López y regresará al pleno de Vilagarcía cinco años después

Serxio González Souto
serxio gonzález VILAGARCÍA / LA VOZ

AROUSA

MONICA IRAGO

El portavoz de En Común deja su acta de concejal para centrarse en su labor como presidente del comité de empresa de DS Smith

27 may 2021 . Actualizado a las 20:36 h.

Fue el gran agitador de la política municipal en Vilagarcía durante el último mandato del socialista Javier Gago en Ravella. Se convirtió en una piedra en los zapatos del bipartito que PSOE y BNG conformaron entre el 2007 y el 2011, primero, y del Partido Popular de Tomás Fole en sus cuatro años al frente del Concello de Vilagarcía, a continuación. Juan Fajardo dejó la arena local en enero del 2016, cuando Yolanda Díaz dio el salto al Congreso y en el Parlamento gallego funcionaba todavía la Alternativa Galega de Esquerda, aquel embrión de En Marea en el que el vilagarciano representó como diputado a la provincia de Pontevedra. Ahora, cinco años y medio después, regresa al pleno de la capital arousana como sustituto del portavoz de Vilagarcía En Común, Suso López, que anunció su renuncia en los últimos compases de la sesión de mayo.

Los rumores sobre la dimisión de López arreciaban en los mentideros políticos. Desde hacía tiempo, es verdad, pero se habían intensificado al trascender el conflicto laboral que germina en DS Smith, la antigua Lantero, y en buena lógica requerirá todos sus esfuerzos, en su condición de presidente del comité de empresa. Unos y otros fueron regateando esta semana las preguntas al respecto para que el portavoz llegase al pleno sin que la noticia se hubiese filtrado, y él pudiese anunciársela a sus compañeros de corporación.

Suso López, cuya figura política se fraguó en la durísima huelga que la plantilla de Lantero entabló y ganó para evitar una sangría de despidos, asumió la cabeza de la candidatura de Esquerda Unida en el 2015. El empujón devolvió al grupo los tres concejales que había perdido cuatro años antes, cuando se había quedado en dos, pero no fue suficiente para tutear al PSOE que Alberto Varela encabezaba por primera vez.