Ocho medallas arousanas en la primera jornada de la Copa de 200 y 500 metros

La Voz VILAGARCÍA / LA VOZ

AROUSA

Ramón Leiro

María Pérez (Náutico O Muíño), irá al Europeo Sénior en C2 200 y al Mundial Sub 23 en el C4 500

23 may 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

La primera de las dos jornadas de la Copa de España de 200 y 500 metros de las categorías juvenil, Sub 23 y sénior cerró ayer en el embalse pontevedrés de Verducido sus diez horas de regatas y finales con ocho medallas de piragüistas arousanos o de clubes de la comarca en el programa individual.

Entre estos resultados, resalta el nombre de la meca Valeria Oliveira Otero. La canoísta, que esta temporada cambió la licra del Breogán do Grove en el que se inició en el deporte de la pala por la del Piragüismo Poio-Conservas Pescamar, continuó ayer una semana excelsa colgándose las medallas de plata en las finales del C1 200 y C1 500 juvenil. En ambas, superada por la deportista del Escuela Piragüismo Ciudad de Pontevedra Antía Otero, que le sacó 1 segundo y 47 centésimas en la canoa corta y 2,07 segundos en la del medio kilómetro. Otero, que la semana anterior se había proclamado campeona de la primera Copa del Mundo de la temporada en Szeged junto a Antía Jácome en el C2 200 tras asaltar sin éxito la plaza olímpica del C2 500 en el mismo escenario, se hizo con las respectivas plazas españolas del C1 200 y C1 500 en el Europeo y Mundial Juvenil. Citas a las que acudirá también en el C2 de ambas distancias justamente junto a Valeria Oliveira, después de que ambas se alzasen como triunfadoras en sendas finales del selectivo disputado este jueves y viernes en el mismo escenario de la Copa de España.

Por su parte, María Pérez Aragunde, del Náutico O Muíño de Ribadumia, se hizo por la tarde con el bronce en el C1 500 Sénior con un crono de 2.19,347, solo por detrás de las canoístas que se disputarán en un selectivo a dos la plaza española del C1 200 en los Juegos Olímpicos de Tokio de este verano; la madrileña María Corbera, vencedora en Verducido en 2.11,150 con Antía Jácome a distancia sideral, en 2.18,218. Por la mañana, María Pérez había quedado quinta en el C1 200, con Corbera ganándole a Jácome por 55 centésimas.