El cribado de Fexdega detectó cuatro positivos en las 2.700 PCR efectuadas

Antonio Garrido Viñas
ANTONIO GARRIDO VILAGARCÍA / LA VOZ

AROUSA

MONICA IRAGO

Acudieron a la cita el 56% de los vilagarcianos que habían sido citados

11 may 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

La cifra de convocados era alta, prácticamente una quinta parte de los vilagarcianos, y la foto que reflejó el cribado masivo que se realizó el pasado fin de semana refleja más o menos la situación que se vive en la localidad. Cuatro fueron los positivos detectados entre las cerca de 2.700 personas que acudieron a la llamada del Sergas para realizarse la PCR. Se acercaron al pabellón de Fexdega un 56.13% de las personas de entre 30 y 49 años que habían sido citadas. 

La situación en Vilagarcía se mantiene estable ya desde hace varios días. La incidencia a siete días estaba ayer en 40 casos por cien mil habitantes, y en 141 a catorce días.

En Cambados arrancó ayer otro cribado. En este caso están citadas 1.200 personas de entre 30 y 39 años de edad, que deben acudir al salón Peña, que es donde se realizarán las pruebas PCR, que finalizarán esta tarde. Los profesionales del Sergas regresarán a la villa del albariño el jueves. De nuevo a las instalaciones del Salón Peña y en esta ocasión serán los miembros de la cofradía de pescadores los convocados. Alrededor de un millar de personas. Las cifras de la incidencia del covid en Cambados siguen siendo extremadamente altas, aunque es cierto que, al menos, se ha detenido su crecimiento. El dato a siete días marca 407 positivos por cien mil habitantes, cifra que se estira hasta los 633 a siete días.

Vilanova es la otra localidad de la comarca de O Salnés que está en un nivel máximo de restricciones y atisba una pequeña, aunque muy ligera, mejoría. A siete días, su incidencia está en 175 positivos por cien mil habitantes y en 359 a catorce días. Esta persistencia en el número de casos la explica su alcalde Gonzalo Durán en el brote que se ha detectado en una empresa de la localidad. Un brote localizado gracias al cribado que se realizó a finales de la pasada semana. «Pudimos tener muchos casos. Los cribados son importantes. No hay que esconderse de ellos», razona el regidor.

Durán confía en que poco a poco la incidencia vaya descendiendo. «Nos va a tocar muy pronto bajar de fase si no hay ninguna complicación», asegura el regidor vilanovés. Por lo que respecta a los demás concellos de las comarcas de O Salnés y del Baixo Ulla, las buenas noticias se resumen en que no hay noticias. Aparece algún caso, pero por el momento la situación parece controlada.

En el global del área sanitaria, se registra un ligero descenso de casos activos de covid y de nuevos contagios diarios. Es la conclusión del informe del Sergas de este lunes, con datos del domingo hasta las 18 horas. En el área sanitaria de Pontevedra y O Salnés hay 482 infecciones activas. Son 6 menos que las reportadas el domingo y en las últimas 24 horas se han dado 24 altas epidemiológicas, lo que deja la cifra de nuevos contagios en 18 (frente a los 35 precedentes) en una jornada en la que se han hecho muchas pruebas diagnósticas, 1.407 PCR. En cuanto a las personas infectadas que necesitan atención hospitalaria, son 35.