La Xunta distingue la calidad de la arquitectura y la estética de la escuela infantil de Vilaxoán

La Voz VILAGARCÍA / LA VOZ

AROUSA

oscarVIFER

Iago Fernández recogió la mención en un acto celebrado en la Cidade da Cultura

07 may 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Quien conoce el edificio apreciará perfectamente los valores estéticos y funcionales que rodean la escuela infantil de Vilaxoán. Esta semana, el diseño de Iago Fernández ha recibido su segundo reconocimiento, en este caso de manos de los responsables de la Consellería de Medio Ambiente, Territorio e Vivenda. En un acto que tuvo lugar en la Cidade da Cultura, y al que también asistió la concejala de Urbanismo Paola María, el arquitecto recibió una mención especial dentro de los premios anuales que entrega el departamento autonómico.

Se trata de la segunda distinción que reúne el proyecto impulsado por el Concello de Vilagarcía, después del accésit de los premios Juana de Vega que recibió en el 2019, entonces en la categoría de intervención en espacios exteriores. Los jurados de ambas convocatorias reconocieron las características y la calidad del conjunto de la obra en términos arquitectónicos, de estética, de adaptación al entorno y de funcionalidad respecto de la actividad para la que fue concebida: albergar a los alumnos de una guardería.

Además de reiterar sus felicitaciones a Iago Fernández, el gobierno local valora que el nombre de Vilagarcía resuene en Galicia gracias a esta serie de premios como ejemplo de intervenciones de calidad.

Fernández recogió la mención en la Cidade da Cultura
Fernández recogió la mención en la Cidade da Cultura

El arquitecto que también diseña el albergue de peregrinos de Carril

La colaboración de Iago Fernández con el Concello de Vilagarcía se remonta a la creación de la oficina del área de rehabilitación que durante diez años funcionó en la ciudad bajo su dirección y la del historiador Javier Montero. Esta cooperación tiene su continuidad a través del futuro albergue de peregrinos de Carril, cuyo diseño ha sido encomendado también al arquitecto coruñés. Con este proyecto, Ravella busca un nuevo referente para la arquitectura de calidad y el enriquecimiento del patrimonio público en la capital arousana. El albergue se construirá sobre la estructura de la fallida casa de cultura carrilexa, y contará con una zona verde y un área de limpieza de bicis.

Diseñadores de una aldea mariñeira para niños

serxio gonzález

Esta es la historia de una amistad y la colaboración en torno a una pasión compartida. Iago Fernández (A Coruña, 1978) y Javier Montero (Cambados, 1975) se encontraron en el 2006 en Santiago. Desde distintas disciplinas, la arquitectura en un caso, la historia del arte en el otro, ambos llegaron a un mismo punto: la profundización en el imprescindible arte de la regeneración urbana. Imprescindible, al menos, en este viejo país, tan castigado por el urbanismo montaraz que ha campado por sus respetos durante las últimas cinco décadas, como mínimo, llevándose por delante memoria, patrimonio y sentido. Iago y Javier aunaron su talento para llevar a cabo un puñado de proyectos que, de alguna forma, nacieron en el máster de Rehabilitación auspiciado por el consorcio de Compostela. «Aquella -reconocen ambos- fue nuestra escuela, con Idoia, con Santi, nos proporcionó otra visión del urbanismo». El último fruto de su trabajo a cuatro manos acaba de ser distinguido por la fundación Juana de Vega. Se trata de la escuela infantil de Vilaxoán, un edificio absolutamente fascinante, capaz de aunar luz de vida y oscuridad para el descanso, completando, de alguna forma, la trama del antiguo casco urbano, a orillas del mar de Arousa.

Seguir leyendo