El Arousa se mide sin red a un Bergan que quiere festejar el ascenso en casa

p. penedo / melissa rodríguez VILAGARCÍA, CARBALLO / LA VOZ

AROUSA

MONICA IRAGO

Rafa Sáez, sobre la final de As Eiroas: «Hay que jugar metro a metro, minuto a minuto»

02 may 2021 . Actualizado a las 11:39 h.

Finalísima la que en la tarde de hoy disputan el Bergantiños y el Arousa sobre el césped de As Eiroas a partir de las cinco. Un partido en el que al conjunto local le basta con empatar para certificar su primer ascenso desde la Tercera División en más de tres décadas. Un duelo en el que al conjunto vilagarciano solo le vale ganar para llegar la próxima semana a la última jornada de la liga por las dos plazas de ascenso directo a la Segunda División R.F.E.F. a tiro de 1 punto de su anfitrión en el día de hoy y con opciones, pues, de ser quien acompañe al Arenteiro en el ingreso en la nueva competición por la vía exprés.

El entrenador del Arousa, Rafa Sáez, señalaba ayer que su equipo es plenamente consciente de la relevancia extra de este encuentro, que empapó la semana de trabajo del conjunto arlequinado dándole un plus a unos entrenamientos ya de por sí, subraya, de gran calidad cualquier día de la temporada. Aceptando la palabra final, Sáez apuntó a que dicha condición vale para ambos equipos, lo que obliga a unos y otros a partir desde el mismo punto de vista de la máxima exigencia mental.

Con el 3-1 del 11 de abril en A Lomba todavía fresco, el técnico visitante considera no obstante que «todos los partidos son diferentes y se empiezan de cero». De ahí que el triunfo arlequinado no sirva en su opinión más que para refrendar el hecho de que Arousa y Bergantiños «somos dos equipos ofensivos, que vamos a ir a encarar la portería rival» sin contemplaciones. De hecho, Rafa Sáez recordó cómo fue el Bergantiños el que dispuso de más y mejores ocasiones de gol antes de la apertura del marcador en su reciente duelo.

Así las cosas, el entrenador arlequinado manifiesta que ni siquiera ponerse por delante será ni remotamente decisivo en un partido como el de hoy, porque en función de cuándo se pueda producir el gol, incluso podría espolear al rival herido y volverse en contra. Así pues defiende que la final de As Eiroas «hay que jugarla metro a metro y minuto a minuto». Ese es el camino para conseguir lo que ninguno de los trece equipos que han pasado antes esta temporada por el campo del Bergantiños ha conseguido, ganar a su anfitrión. En el caso del Arousa, con las bajas del delantero centro Joel Sanabria, por problemas en un aductor, y Ross, por acumulación de amonestaciones; con Campillo ocupando el hueco de este último en el centro de la zaga, donde suelen formar pareja.

La última vez que el Bergantiños estuvo en una categoría superior a la Tercera fue hace 32 años, en Segunda B. Volver a subir es el sueño del club en el último lustro, en el que la formación jugó cuatro fases de ascenso. En este sentido hizo hincapié ayer el capitán y lateral izquierdo del cuadro de Carballo, Aarón Rama: «Este domingo temos a oportunidade de cumprir cun longo obxectivo. Todos confiamos en que se dea, sen dúbida. A meta sempre foi ser primeiros e conseguir o ascenso. Levamos cinco anos perseguíndoo con outros compañeiros e mañá [por hoy] pode ser a guinda de todo ese esforzo das últimas tempadas».

La plantilla está muy motivada, asegura: «Xogámonos a tempada nun partido na casa. É o encontro que calquera xogador leva esperando toda a campaña para xogar. Vexo os futbolistas con moitas ganas de que chegue xa o momento. Non pensamos noutra cousa que non sexa o choque: nin o que fixemos, nin o que pasará se ascendemos...».

El coruñés, que lleva ya ocho temporadas en el club, sabe de la entidad del rival: «É un dos mellores da categoría», dice. Al igual que su entrenador, Lemos, destacó la efectividad del Arousa: «Con pouco, fan gol». No obstante, resaltó las cualidades de su equipo: «Temos moi claro que somos moi bos xogando ao que xogamos, de maneira que só temos que ser nós mesmos», buscando llevar la iniciativa del ataque combinando desde atrás.