El PP solicita a Abanca que reconsidere el cierre de sus sucursales en Vilaxoán y Carril

La Voz VILAGARCÍA / LA VOZ

AROUSA

MONICA IRAGO

Los conservadores argumentan que su desaparición constituiría un revés para la ciudadanía

30 abr 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

El Partido Popular de Vilagarcía manifestó ayer su preocupación acerca del inminente cierre de las sucursales de Abanca en Carril y Vilaxoán. Los conservadores entienden que las consecuencias de esta decisión supondrían «un duro revés para la ciudadanía», y solicitan a la dirección de la entidad bancaria que reconsidere su postura, de forma que ambas oficinas puedan seguir abiertas.

El PP calcula que la desaparición del servicio afectará de forma directa a ocho mil clientes de ambos cascos urbanos, así como de Trabanca-Sardiñeira, Bamio, Guillán, Sobradelo y Faxilde, «a los que hay que sumar los visitantes que acogen las dos parroquias durante varias épocas del año, por ser dos zonas de atractivo turístico».

Entre sus argumentos, los populares indican que la zona de influencia de ambas sucursales tiene como actividad económica fundamental el sector del mar, «gente que se dedica a la pesca, al marisqueo y a la explotación de bateas y necesita un servicio de cercanía». Por otra parte, inciden en «la edad avanzada de muchos de los habitantes de ambas parroquias, para los que el cierre supondrá una importante pérdida de autonomía». Los servicios, concluye el PP, son claves «para seguir creciendo como ciudad».