El Concello de Cambados prohíbe al club de yudo usar recintos municipales y el PP dice que está castigando a los niños

Bea Costa
bea costa CAMBADOS / LA VOZ

AROUSA

Martina Miser

La sanción se justifica en el incumplimiento del protocolo covid y se produce tras un altercado entre un monitor y un funcionario

23 abr 2021 . Actualizado a las 09:05 h.

La presunta agresión sufrida días atrás por el funcionario del área de Deportes del Concello de Cambados Richard Charlín trae cola, más allá de las acciones legales que de este episodio se puedan derivar. La alcaldía ha dictado una resolución sin precedentes por la cual prohíbe al Yudo Club Senín -a cuyo presidente se le señala como supuesto agresor- a seguir utilizando el gimnasio del colegio San Tomé ni cualquier otra instalación municipal.

La decisión se deriva de la aplicación de la normativa relativa al covid-19; en concreto, se acusa al club de exceder el horario de uso del gimnasio escolar (entonces las diez de la noche), no entregar las hojas de registro que se utilizan para controlar la asistencia a las actividades deportivas y por utilizar las instalaciones un domingo por la mañana sin tener autorización para ello del Concello ni del colegio.

La alcaldesa, Fátima Abal, y la concejala de Deportes, Cruz Leiro, comparecieron este jueves para explicar las motivos de esta resolución y aclarar que la sanción no obedece a la supuesta trifulca ocurrida a las puertas del colegio San Tomé, si bien reconocieron que este asunto actuó como detonante. «Non podemos pedirlle aos veciños responsabilidade cando hai un club que usa instalacións deportivas e incumpre o protocolo», señaló la regidora.

«24 alumnos en la calle»

Las reacciones no se han hecho esperar. Yudo Senín anuncia medidas legales contra el Concello y lamenta los perjuicios que se está ocasionando al club y a sus deportistas. «A tres días de una competición oficial (Campeonato gallego de lucha Sambo), el club recibe una notificación del Ayuntamiento en que se le cesa su actividad, cuando hasta la fecha no tuvo ningún aviso ni notificación por incumplimiento de protocolo covid. 24 alumnos se quedan tirados en la calle viéndose obligados a buscar una alternativa inmediata para seguir sus entrenamientos de cara al campeonato gallego del día 24 y al de España, que se celebrará el día 1 de mayo. Además de este grupo de competidores, el resto de miembros del club (tanto niños como adultos) no podrán seguir realizando su deporte», apuntan vía comunicado.

Sobre este asunto quiso pronunciarse también el portavoz del PP de Cambados, Luis Aragunde, quien considera que el conflicto surgido con un funcionario no debería repercutir en la actividad del club. «Por que hai que castigar aos nenos sen poder facer deporte?», se pregunta el concejal popular.

Aragunde considera que el procedimiento sancionador no se está aplicando correctamente en la medida de que no se ha producido ninguna notificación previa al club e incide en que, de haber habido un problema entre el trabajador municipal y un monitor del club, este fue en la vía pública.

Mensajes de wasap

Fátima Abal reconoce que no hubo una notificación oficial al respecto, pero sostiene que sí hubo mensajes de wasap en este sentido y dice tener pruebas que lo demuestran. «O club non tivo vontade de cumprir as normas», indicó durante la rueda de prensa. En el salón de plenos estaba también Richard Charlín, si bien asistió como espectador y no hizo declaraciones a la prensa.

La alcaldesa de Cambados tampoco quiso entrar en detalle respecto a un asunto que está judicializado, pero sí avanzó que el Concello se personará para la defensa de un trabajador municipal después de que este denunciara haber sido agredido por un monitor de yudo. Existe un informe de la policía local y un parte de lesiones en relación a este altercado.