Cascadas que invitan a visitar el interior de O Salnés y Pontevedra

Marcos Gago Otero
marcos gago PONTEVEDRA / LA VOZ

AROUSA

Rutas de senderismo y de barranquismo permiten acercarse a las fervenzas que discurren por las laderas de la comarca

20 abr 2021 . Actualizado a las 10:20 h.

Pontevedra y O Salnés ofrecen a vecinos y turistas una amplia variedad de cascadas, desde las más accesibles y aptas para visitas por todos los públicos a las que prácticamente solo se puede llegar con actividades de barranquismo. Como recursos de turismo verde y alejado de los centros urbanos, existen cascadas de innegable belleza natural en ocho municipios de este ámbito de la provincia.

La más conocida de todas es Barosa, en Barro. Aquí el Concello habilitó hace años una zona recreativa, amplio aparcamiento y una ruta que sigue la ladera enlazando los numerosos molinos que le dan un aspecto singular. A la entrada hay también mesas y bancos para comer y poder pasar un día o una tarde agradable en estos días de primavera.

En Caldas, se halla Segade, otro lugar donde se puede disfrutar de la caída del Umia desde lo alto de una ladera. El Concello tiene la intención de rehabilitar la fábrica de la luz, situada en este entorno. El acceso se puede hacer tanto a pie en una ruta desde el casco urbano remontando el río como en coche, que se puede aparcar cerca de la fervenza.