Cáritas celebrará en Caleiro un funeral por Paco Fernández

La Voz VILANOVA / LA VOZ

AROUSA

MONICA IRAGO

Tendrá lugar el jueves que viene, día 22, a las siete de la tarde

15 abr 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Aún conmocionada por el fallecimiento de Francisco Fernández, el director de Cáritas Interparroquial, la sociedad arousana podrá despedir al marino que revitalizó la oenegé desde Vilagarcía a través de un funeral que tendrá lugar el jueves que viene, día 22, a las siete de la tarde, en el salón parroquial de Caleiro, en Vilanova de Arousa.

El oficio, que organiza Cáritas, servirá como homenaje a Paco Fernández, quien en el 2005 se situó al frente de la entidad en la capital arousana, desde donde desarrolló una labor caracterizada por el compromiso irrenunciable y un sentido de la solidaridad a prueba de cualquier fatiga. El cuerpo de Fernández, que falleció el lunes mientras paseaba por O Carreirón, fue trasladado a Ferrol, donde ayer se celebraron sus funerales. Paco, que tenía 67 años, había nacido en Perlío, en el municipio de Fene, en 1953.

Paco Fernández, director interparroquial de Cáritas en Arousa

Adiós a Paco Fernández, el hombre que revitalizó Cáritas en Arousa

Serxio González

Se llamaba Francisco Jesús Fernández Rodríguez, pero en Vilagarcía basta nombrar a Paco el de Cáritas para que hasta al más revirado se le escape una sonrisa. Paciente, reflexivo y cordial, el director de Cáritas Interparroquial de Arousa era uno de esos tipos con los que uno nunca se cansa de conversar. Aunque hace tiempo se despidió de la Marina para pasarse a la reserva, Paco siempre se mantuvo activo. Era fácil cruzarse con él en la piscina de Fontecarmoa o caminando un largo paseo. A eso dedicaba la tarde del lunes, a recorrer los parajes caribeños de O Carreirón, en A Illa de Arousa, cuando, por lo visto, le falló el mismo motor que había movido a tantos a sacudirse de encima los reveses con los que golpea la vida al doblar cualquier esquina, para seguir en la brecha: un corazón grande y abrigoso como el monte Xiabre, un ánimo inmenso como el mar.

Seguir leyendo