La vacunación en Fexdega entra en una nueva fase: toca el suero de Pfizer

El proceso se inició el martes y se prolongará hasta el sábado


vilagarcía / la voz

Tanto por la mañana como por la tarde, el arranque de las sesiones de vacunación que se están realizando en Fexdega suele estar acompañado de cierto rebumbio, ocasionado por la coincidencia ante las puertas de quienes han sido convocados para las primeras citas. Sin embargo, en la capital arousana «no se están registrando problemas». Las colas enseguida se disuelven y, durante toda la jornada, la tónica general es la de los convocados llegando casi a cuentagotas: sin prisas pero sin pausas. El de ayer fue el segundo día de pinchazos para personas entre 60 y 65 años programado por el área sanitaria en Fexdega. Entre el martes y el miércoles deberían haber pasado por este recinto 950 personas, aunque algunas han fallado a la cita. La Consellería de Sanidade no facilitó ayer datos concretos del número de citados que acudieron el primer día ni de los que rechazaron la vacuna por contraindicación u otros motivos. Muchos de los consultados tenían ganas de recibir el pinchazo, pero no ocultaron que hubieran preferido que les hubiera tocado otro suero. Aún así, la responsabilidad los llevó a presentarse masivamente. Hoy, la campaña de vacunación masiva entra en una nueva fase.

Desde hoy y hasta el sábado le tocará la primera dosis a otro grupo de edad, entre 75 y 79 años. Serán tres jornadas en el mismo emplazamiento, pero en este caso las personas citas recibirán el suero de Pfizer, el mismo con el que se está inmunizando a los mayores de 80 años en los centros de salud del área sanitaria. Los convocados serán más que los de 60 a 65 años: en lo que toca al recinto de Fexdega, serán 2.200 los convocados por los servicios sanitarios.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La vacunación en Fexdega entra en una nueva fase: toca el suero de Pfizer