La pandemia reduce a 3,5 el número de cotizantes por parado en la comarca

Los datos de la Seguridad Social reflejan la pérdida en un año de 802 trabajadores en Arousa


vilagarcía / la voz

La publicación de los datos de paro registrado del mes de febrero ofrecían una primera foto del impacto brutal que la pandemia del covid-19 ha causado en el mercado laboral del sur de la ría de Arousa. Los números ofrecidos por la Seguridad Social referidos a los trabajadores en alta a último día del mismo mes, y su comparativa tanto con los de febrero del 2020 como con el mencionado balance del paro registrado no hacen más que definir la imagen de un preocupante panorama.

802 cotizantes menos en los diferentes regímenes de la Seguridad Social asociados a un puesto de trabajo en los once municipios del sur de la ría de Arousa. Esa es la cifra que arroja la diferencia entre los 31.789 afiliados que figuraban en las listas del ente estatal en febrero del 2020, el último antes de la irrupción del covid-19 en toda su crudeza, y los 30.987 del mismo mes del presente año. Una caída del 2,52 %. Sensiblemente inferior a nivel porcentual respecto al incremento en un 8,87 % experimentado en la nómina del paro registrado en Pontecesures, Catoira, Valga, Vilagarcía, Vilanova, A Illa, Meis, Meaño, Ribadumia, Cambados y O Grove. No obstante, dichos 802 cotizantes menos superan en 84 al las 718 personas que engordaron el total de desocupados que recurrían a las oficinas públicas de empleo el pasado febrero, 8.815, en comparación con un año atrás.

Puestos en relación los trabajadores en alta en la Seguridad Social, esto es, la suma de los cotizantes en los regímenes general, agrario, del hogar, del mar y de autónomos, y los parados registrados en la zona, la proporción de contribuyentes a la caja que paga el grueso de las prestaciones sociales en España se ha estrechado. Desde los 3,93 cotizantes con su cuenta laboral domiciliada en el sur de la ría de Arousa por cada persona inscrita en sus oficinas públicas de empleo en febrero del 2020 a 3,51 un año después.

Valga y Ribadumia son los concellos con mejores ratios y Catoira y Vilagarcía arrojan los peores

La proporción entre el número de cotizantes a los diferentes regímenes de la Seguridad Social y el paro registrado en cada municipio de la zona varía de manera extrema. Desde los 2,26 de Catoira y los 2,93 de Vilagarcía, ocupando la franja inferior, a los 4,89 de Ribadumia y los 5,4 de Valga, en la parte alta de la tabla. Entre uno y otro extremos aparecen los 4,72 trabajadores en alta en la Seguridad Social por cada parado de A Illa, 4,6 de Meis, 4,1 de Cambados, 3,64 de Vilanova, 3,59 de Meaño, 3,45 de Pontecesures y 3,09 de O Grove.

A nivel de comarcas, el Baixo Ulla resistió mejor la crisis, estrechando la relación cotizantes-parados de un 4,1 a 3,92 entre febrero del 2020 y 2021, mientras en O Salnés lo hizo de un 3,9 a 3,47.

Solo aumenta el colectivo de autónomos, que ya son el 24,34 % de los afiliados al sistema

De los cinco tipos de régimen de la Seguridad Social con trabajadores en alta al final de cada mes en los municipios de la zona, solo uno, el de autónomos, logró sustraerse a la caída de cotizaciones al cierre de primer año del covid-19. Así, si en febrero del 2020 eran 7.504 trabajadores por cuenta propia los que contribuían al sistema mientras doce meses después son 7.544, 40 más. Un incremento del 0,53 %, que refleja la dificultad de abrirse un hueco en un mercado laboral cada vez más deficitario en contratadores. Los autónomos han pasado así de ser el 23,6 % al 24,34 % del colectivo cotizante.

 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La pandemia reduce a 3,5 el número de cotizantes por parado en la comarca