El patronato de Fexdega da luz verde a su disolución por carecer de contenido

Serxio González Souto
SERXIO GONZÁLEZ VILAGARCÍA / LA VOZ

AROUSA

MONICA IRAGO

Abanca ni siquiera acudió a una reunión que no se celebraba desde hace cinco años, a la espera de que la Xunta haga oficial la supresión del organismo

31 mar 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Veinte años después de la inauguración del recinto ferial de A Maroma, la fundación que teóricamente dirigía su funcionamiento como Fexdega enfila el camino de una discreta desaparición. El lunes, el patronato volvía a reunirse, algo que no sucedía desde el 2016. Y aunque había otras cuestiones en agenda, como la propia renovación de los representantes de las tres instituciones que conforman el organismo, que no se había abordado después de las últimas elecciones municipales, un punto sobresalía dentro del orden del día: la propuesta de disolución que planteó el alcalde de Vilagarcía y presidente de la entidad, el socialista Alberto Varela.

Los miembros del patronato que asistieron a la convocatoria no tuvieron problema en aprobar la propuesta del regidor vilagarciano. Allí estuvieron el propio Varela Paz y los concejales Alba Briones (PSOE), Ana Granja (PP) y David Oliveira (Ciudadanos) -la portavoz del BNG, Lucía César Veloso, excusó su ausencia-, así como Noemí Outeda y Raquel Giráldez en nombre de la Diputación de Pontevedra. Por parte de Abanca, que hereda de la antigua Caixanova su condición de socio del organismo, no hubo representación.

Así las cosas, la fundación trasladará a la Consellería de Economía, Empresa e Innovación su acuerdo para solicitar la liquidación oficial de la entidad y que todos sus bienes pasen a titularidad del Concello de Vilagarcía, como Administración que desde hace diez años se encarga de la gestión y mantenimiento de las instalaciones. Ravella ya se había dirigido al departamento autonómico, que ejerce el protectorado de todas las fundaciones públicas de Galicia, en el 2019. El alcalde planteaba la conveniencia de suprimir el patronato. Aquel escrito no tuvo respuesta, como tampoco la petición de entrevista que el regidor cursó hace meses para tratar directamente el asunto con el vicepresidente segundo de la Xunta y titular de la consellería, Francisco Conde.

Varela argumenta que la fundación Fexdega carece de actividad práctica y de personal propio desde que su antecesor al frente del Concello, el popular Tomás Fole, decidió prescindir de sus trabajadores e integrar el funcionamiento del recinto ferial en la dinámica puramente municipal de Vilagarcía. Aquello sucedía en el 2011, y pronto tanto la consellería, cuyo titular era el presidente nato del patronato, como la Cámara de Comercio, ambos socios fundadores de la entidad, decidían abandonarlo.

La intención del gobierno socialista, que recuerda que la extinción de la fundación solo tiene repercusiones legales, es mantener la orientación de Fexdega en la misma que ha seguido estos años: «Facendo compatible a actividade feiral e os usos municipais de tipo deportivo e lúdico». En este sentido, Ravella subraya que durante su primer mandato las instalaciones registraron un notable incremento de actividad, logrando un equilibrio entre las dos facetas del recinto.

El traspaso del recinto a titularidad municipal sin costes

El acuerdo aprobado por unanimidad el lunes solicita a la Xunta que liquide a efectos legales la fundación Fexdega y que tanto las instalaciones de A Maroma como el resto de sus bienes sean integrados en el patrimonio municipal de Vilagarcía sin coste alguno. El patronato recuerda que el Concello lleva diez años asumiendo en solitario no solo su dirección, sino también los gastos de mantenimiento y funcionamiento.