El Asmubal queda en tierra por tres contagios covid-19 del Tenerife

La Voz VILAGARCÍA / LA VOZ

AROUSA

Martina Miser

División Honor Plata FemeninaEl club teme tener que volver a abonar los gastos de avión

07 mar 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

 Tremendo contratiempo el que se encontró a primera hora de la noche del viernes el cuerpo técnico y la directiva del Asmubal Meaño. A las nueve y media el club recibía una llamada del Comité de Competición de la División Honor Plata Femenina para informarle de que el partido que el conjunto arousano debería disputar en la mañana de hoy domingo en la cancha del Balonmano Salud Tenerife B quedaba suspendido. El motivo, la detección de tres contagios de covid-19 de jugadoras de la plantilla canaria.

Dos son los preocupantes frentes que se le abren al Asmubal Meaño en este momento. El primero, una nueva interrupción de su calendario de competición por motivos sanitarios. Si en la primera vuelta fueron un par de casos propios los que obligaron al aplazamiento de hasta tres encuentros, tras el paso de ecuador de la temporada han sido los contagios en las filas de dos rivales los que han motivado otras tantas suspensiones, desvirtuando la perspectiva semanal en la lucha cerrada que las de Coirón mantienen con el Avia de Camargo por evitar el descenso.

Con el primer choque en cuestión, en la cancha del Gijón, fijado en el único fin de semana sin jornada oficial de competición, el sábado 20 de marzo, al Asmubal solo le queda recolocar su visita al Salub Tenerife B bien en Semana Santa bien en medio de cualquier semana. Ambos supuestos llevan al segundo gran frente con el que les toca lidiar a los responsables del club saliniense. El económico.

La presidenta del Asmubal, Silvia Lobato, lleva desde la llamada del Comité de Competición haciendo todo tipo de gestiones para recuperar el dinero de un desplazamiento con vuelo a media tarde de ayer desde el aeropuerto de Santiago, estancia de dos noches en Tenerife y regreso al aeródromo compostelano con transbordo en Madrid a mitad de la tarde del lunes. Un viaje con un coste cercano a los 6.000 euros.

«No hotel dannos un bono polo pagado, recuperamos o custe do alugueiro de dúas furgonetas e dun coche, a ver se recuperamos os voos de volta tamén con bonos para empregar cando toque xogar; pero o da ida está moi, moi complicado», teme Lobato, que dice no comprender cómo en esta situación de pandemia la Federación Española no ha dispuesto esta temporada un seguro de viajes a las islas para sus clubs.