Los controles a la hostelería vilagarciana se efectuarán dos veces por semana

La Policía Local será la encargada de velar por que se cumplan las normas covid

s.g.
vilagarcía / la voz

Hace ya una semana que los bares y las cafeterías pudieron reabrir sus puertas ante la buena evolución de la pandemia. Lo han hecho bajo unas series medidas de seguridad que deben cumplir tanto los establecimientos como los clientes para minimizar el riesgo de contagio. A lo largo del pasado fin de semana, las fuerzas de seguridad realizaron una labor pedagógica para explicar a los hosteleros las deficiencias detectadas con la intención de que fueran subsanadas a lo largo de estos días porque la tregua se acaba. Mañana, salvo que la Xunta cambie de idea por los problemas que han aparecido con el código QR, comenzarán a llegar a las multas. 

Una tarea más

En Vilagarcía será la Policía Local la que se encargue de controlar en los locales hosteleros que todo está de la manera correcta. Lo hará dos veces por semana y los establecimientos se seleccionarán de manera aleatoria. Es decir, los agentes tendrán que asumir una tarea más, al margen de todas las que ya realizan

El uso de códigos QR como vía para el rastreo de posibles contagios dentro de un local es una de las nuevas normas pautadas por la Xunta a los locales de hostelería y una de las que más quebraderos de cabeza les ha dado a los hosteleros, según subraya el presidente de Ahituvi, Richar Santamaría. Él ya ha colocado el cartel en su establecimiento, y a partir de ahí, serán los clientes los que decidan si lo utilizan o no porque es voluntario. Además, la cartelería advertirá de la obligatoriedad del uso de mascarilla, del aforo del establecimiento y también de la imposibilidad de fumar en la terraza. Los locales deberán tener también todas las mesas de la terraza colocadas, pero la mitad de ellas estarán precintadas.

Malestar en los concellos

Como alcalde de Vilagarcía, pero también en su condición de presidente de la Federación Galega de Municipios e Provincias (Fegamp), Alberto Varela no ha dudado en mostrar su malestar por la forma en la que se está abordando el control de las restricciones. «Fomos moi claros na reunión que tivemos coa Xunta e coa Delegación do Goberno: os concellos estamos ao límite, a Policía Local está realizando esforzos inxentes e resulta imposible controlar todas as situacións», advirtió el regidor socialista esta semana, en el contexto de la visita que la presidenta de la Diputación, Carmela Silva, realizó a la capital arousana.

Varela echa de menos la implicación de la policía autonómica y de los inspectores de la Xunta a la hora de abordar la vigilancia del cumplimiento de las restricciones. «Antes de tomar este tipo de decisións, que recaen sobre os concellos, deberíamos ser convocados para consultar as posibilidades e tratar de ser eficientes», argumenta el alcalde. Por lo que respecta al nivel de limitaciones, el político socialista reitera lo que ha apuntado en ocasiones anteriores: «A maior ou menor desescalada é unha decisión que deben tomar os expertos; pero as Administracións deben poñer os recursos necesarios para axudar a sectores coma o comercio e a hostalería en lugares como Vilagarcía, dependentes dos servizos».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Los controles a la hostelería vilagarciana se efectuarán dos veces por semana