El Seprona presentó en 10 años una veintena de denuncias por el vertido al Umia en Oubiña

La sección de protección de la naturaleza de la Guardia Civil, que inspeccionó los polígonos del entorno, las dirigió a Augas de Galicia


vilagarcía / la voz

Diez años. Este es el tiempo que lleva soportando el río Umia una sucesión incontable e incontrolada de variopintos vertidos contaminantes a través de la tubería asociada a la estación de bombeo O Piorno, en la parroquia cambadesa de Oubiña. Una situación cuyo último episodio se registraba este lunes, con dos agentes de la Guardia Civil personándose en el lugar para tomar nota de ello, y extendida a lo largo de la última década como han venido clamando desde el club de piragüismo Náutico O Muíño, entidad que se encargó una vez más de advertir al 112 de lo que estaba pasando en el cauce fluvial. Unos hechos inaceptables a estas alturas de la historia, cuando hasta en España el gobierno central se ha dotado de un Ministerio para la Transición Ecológica, y que han sido documentados y confirmados por el Servicio de Protección de la Naturaleza, Seprona.

Gracias por leer La Voz

Suscríbete al periodismo sin límites hecho en Galicia

WEB+APP
Lee todas las noticias en la edición digital y la aplicación, accede a contenidos exclusivos y disfruta de una lectura sin publicidad intrusiva
PAPEL LOS 7 DÍAS
Disfruta al recibir en casa el periódico en papel toda la semana, accede a la réplica en PDF y a todas las ventajas de la suscripción WEB+APP

El Seprona presentó en 10 años una veintena de denuncias por el vertido al Umia en Oubiña