Catoira baja su incidencia de 500 y se escapa del nivel máximo de restricciones

Antonio Garrido Viñas
antonio garrido VILAGARCÍA / LA VOZ

AROUSA

MONICA IRAGO

El municipio vikingo entra en la almendra del área Pontevedra O Salnés

23 feb 2021 . Actualizado a las 21:34 h.

Había advertido el presidente de la Xunta Alberto Núñez Feijoo que la lista de concellos que iban a quedar con las restricciones máximas a partir del viernes podría variar y así ha sido. Y para bien en el caso de Catoira, que ha visto como su incidencia ha bajado de 500 casos por cien mil habitantes y se integrará, por lo tanto, en el grupo del los demás concellos del área sanitaria Pontevedra O Salnés. Habrá que esperar, de todas formas, a la confirmación cuando se publique el DOG con las medidas de la desescalada. En un municipio de tan pocos habitantes como es el vikingo, un caso más o menos confirmado en las dos últimas semanas es lo que marca la diferencia.

Por lo demás, continúa la tendencia a la baja de la incidencia en todos los concellos de las comarcas de O Salnés y el Baixo Ulla. Hasta en cuatro de ellos (Pontecesures, O Grove, Valga y Ribadumia) se han diagnosticado menos de diez positivos en las dos últimas semanas. Al margen de la ya comentada situación de Catoira, solamente Vilanova (359), Meaño (322) y Meis (397) están en una incidencia a catorce días superior a los trescientos casos por cien mil habitantes. Por debajo de ese dato de 300 en las dos últimas semanas aparece Cambados (276) y con menos de 250, Vilagarcía (227) y A Illa (223).

Por lo demás, el informe del Sergas de este martes registra 1.036 casos activos en Pontevedra y O Salnés. Son 42 infecciones menos que el lunes y se han dado en las últimas 24 horas 58 altas epidemiológicas, con lo que la cifra de nuevos contagios es de 16, la más baja de la tercera ola. Se han hecho en el último día 347 pruebas PCR. Del total de afectados hay 79 que por su estado necesitan ingreso hospitalario. Son 62 en planta de tres centros (56 en Montecelo, uno en el privado Quironsalud y 5 en el comarcal de O Salnés, en Vilagarcía), mientras que sigue habiendo 17 enfermos graves que se tratan en las unidades de críticos habilitadas en Montecelo. El resto de infectados, 957, presentan síntomas leves de la enfermedad o son asintomáticos y están en aislamiento en sus domicilios bajo seguimiento de personal de atención de primaria a través de su centro de salud.