Una alternativa para el hotel de O Ramal a cambio de la Comandancia

Concello y Puerto constituyen una comisión para desbloquear los escollos urbanísticos que durante años han separado a ambas instituciones


vilagarcía / la voz

Lo que durante largos años permaneció enquistado comienza a desperezarse. Dos reuniones parecen haber bastado para que el alcalde de Vilagarcía, el socialista Alberto Varela, y el presidente recién desembarcado en la Autoridad Portuaria, el popular José Manuel Cores Tourís, hayan sentado las bases del desbloqueo de los escollos urbanísticos que durante los seis últimos años han lastrado las relación entre ambas instituciones. Ayer, el regidor devolvía a Cores Tourís la visita que este realizó a la casa consistorial en diciembre, tras su toma de posesión. El hecho de que en este segundo encuentro estuviese presente la concejala de Urbanismo, Paola María, indicaba ya que no se trataba de una mera cita protocolaria. Como poco, la sesión se cerró con la creación de una comisión mixta para el estudio de todas las cuestiones que están sobre la mesa.

Por primera vez, Alberto Varela y su equipo se muestran dispuestos a estudiar la posibilidad de que la parcela desafectada en la base del muelle de O Ramal albergue un hotel, tal y como defiende desde hace veinte años la Autoridad Portuaria. Para ello, Ravella plantea un requisito irrenunciable: «Que non supoña unha nova barreira ao mar». El Concello liga este proyecto a uno de sus empeños más ambiciosos: la construcción de un nuevo centro de salud en la parcela que ocupa la antigua Comandancia de Marina, para lo cual resulta imprescindible que el Puerto, titular de los terrenos, los ponga a disposición del Ayuntamiento, para que este, a su vez, los ceda a la Consellería de Sanidade. «A cambio -garantizan fuentes municipales- o goberno local estaría disposto a estudar unha solución alternativa ao hotel que o Porto pretende facer no Ramal».

La modificación puntual

La parcela del hipotético hotel, ya desafectada, cae de pleno bajo las competencias urbanísticas de la ciudad. De ahí que la Autoridad Portuaria defienda que el PXOM mantenga los usos que poseía cuando estaba incluida en el dominio público portuario, lo que facilitaría su venta para la posterior construcción de ese establecimiento hostelero.

Si el principal foco de interés de Ravella es el futuro centro de salud, para el Puerto es prioritaria «la realización de cambios en el PXOM para ajustar a la realidad física del dominio público portuario el área delimitada como tal en el planeamiento municipal». En otras palabras, la tramitación de una modificación puntual que dé amparo urbanístico definitivo a los rellenos que se han ido ganando al mar en Ferrazo y el muelle Comercial. Si los técnicos determinan que es posible introducir los cambios precisos por la vía de esa modificación puntual, la fórmula «aceleraría su materialización».

La liberación de O Ramal

Llegamos, así, al tercer punto, la liberación del muelle de O Ramal para su uso abierto a la ciudadanía. El Puerto argumenta que del trámite urbanístico anterior depende, indirectamente, la posibilidad de abrir O Ramal, ya que de esta forma la actividad portuaria dispondría de una alternativa a su actual capacidad de almacenaje, en Ferrazo y en el muelle Comercial. En este sentido, el alcalde trasladó al presidente portuario «toda a disposición política e técnica» para desbloquear ambos asuntos y que esta verdadera atalaya sobre la ría, situada entre el puerto deportivo y la playa de A Concha, «revierta no uso público».

Un grupo de trabajo que deberá facilitar un acuerdo en dos meses

La buena voluntad expresada ayer por los máximos responsables del Concello y de la Autoridad Portuaria debe ser desarrollada y concretada en argumentos técnicos por una comisión mixta que contará con dos integrantes por cada una de las dos instituciones. De acuerdo con lo pactado por Varela y Tourís, los cuatro técnicos tendrán que analizar la viabilidad de una modificación puntual para los rellenos y una solución para el hotel que no constituya una nueva barrera frente al mar; la cesión de la parcela de la vieja Comandancia para que albergue el futuro centro de salud; y la forma en la que el muelle de O Ramal se abrirá a la ciudadanía. El alcalde calcula que dos meses deberían bastar para alcanzar un acuerdo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Una alternativa para el hotel de O Ramal a cambio de la Comandancia