Ravella diseña unos presupuestos expansivos, con cuatro millones en inversiones

Alberto Varela califica las cuentas que llevará el equipo de gobierno al pleno como las más ambiciosas de la última década


vilagarcía / la voz

Inversión para combatir la crisis. Al contrario de lo que sucedió en el 2011, cuando el equipo de Tomás Fole redujo el gasto en ese epígrafe al mínimo según recordó Alberto Varela, Ravella ha diseñado unos presupuestos expansivos, con cuatro millones en la partida de inversiones, para este 2021 en un intento de intentar aportar un grano de arena para ayudar a que los vilagarcianos superen la resaca de la pandemia tras un año que ha transcurrido prácticamente el trantrán.

Dos son los axiomas sobre los que pivotarán las cuentas que el PSOE presentará en el próximo pleno para su aprobación. Por un lado, el ya comentado de la inversión; por el otro, la congelación de los impuestos. La única tasa que subirá este año será la del IBI, en lo que es, según apunta el alcalde, una herencia de la etapa Fole.

¿Cómo se sustenta ese subida en el capítulo de las inversiones si la principal partida de ingresos del Concello, que son las tasas de los ciudadanos, se mantiene estable? Pues con la solicitud de un crédito. Sostienen tanto el alcalde como la concejala de Facenda Luz Abalo, que la buena salud económica del Concello lo permite. El índice de endeudamiento era del 16,51% al 31 de diciembre del 2020 y será del 26,32% a finales de este año, ya contando con el crédito. Muy por debajo del límite establecido del 75 %.

En ese capítulo de inversiones dos son los proyectos que se llevan prácticamente el 50% de lo presupuestado. Por un lado, las obras en el local del Liceo Casino para la construcción de una nueva biblioteca (1.250.000 euros); por el otro, la reforma integral del pabellón de Fontecarmoa (800.000 euros). Para esta última subrayó el regidor que está pendiente de conocerse cuál será la aportación de la Xunta y recordó lo sucedido con la Vía Verde y sus retrasos cuando son varias las administraciones que tienen que ponerse de acuerdo. Es decir, que la obra es urgente, pero que habrá que tener paciencia.

Más allá del capítulo de inversiones, el otro gran epígrafe en los presupuestos del Concello de Vilagarcía para el 2021 será el de los servicios sociales. Una de las lecciones que está dejando la pandemia es su importancia en situaciones como la actual. Alberto Varela subrayó que cuando entraron en el gobierno el dinero que se destinaba a esta concejalía era 1,5 millones de euros y que desde entonces su presupuesto se ha incrementado en un millón de euros y la plantilla en un 66%. Un incremento que obliga a ampliar las instalaciones y de ahí que el Concello vaya a destinar 200.000 euros a la adquisición de un inmueble para poder atender a los cada vez más usuarios con mayor comodidad.

Varela también subrayó en la presentación de las cuentas la intención del Concello de mantener las líneas de ayudas a las empresas para la contratación de los trabajadores y, claro está, tuvo un apartado especial para los comerciantes y los hosteleros. Recordó el alcalde que el sector servicios es el principal impulsor de la economía de Vilagarcía y aseguró que volverá a haber ayudas directas. «Reaccionamos antes ca Xunta», recordó, aunque admitió que esas ayudas, tanto directas como indirectas (exención del pago de la tasa por ocupación de la vía pública) es probable que no sean suficientes. También adelantó que campañas de fomento al consumo como la de «Son da casa» se repetirán. Todo, en lo que calificó como «los presupuestos más ambiciosos de la última década» con una cuantía que superan los treinta millones de euros, un 5,42% más que el año pasado.

La propuesta se aprobará en el pleno de este mes

Atrás quedó aquel primer mandato en el que a Alberto Varela le costaba sacar adelante los presupuestos muchas horas de negociaciones y alguna concesión a algún grupo de la oposición para poder contar con su apoyo a la hora del voto en el pleno correspondiente. Ahora, con mayoría absoluta, ese emoción, esas negociaciones hasta que prácticamente sonaba la campana, se han acabado. El gobierno local llevará la aprobación de las cuentas al pleno de este mes, que se celebrará la próxima semana, y la sesión dará para reproches cruzados pero que en nada cambiarán el resultado de una votación que ya está anunciado.

Podemos planta la reunión de las cuentas y acusa al PSOE de abandonarse al «absolutismo»

«Auténtica vergoña, paripé, peza de disfraces de mal gusto». No ahorró epítetos María de la O Fernández al referirse, ayer, a la reunión de portavoces convocada por el gobierno socialista para presentar las cuentas de este año. La representante de Podemos-Marea da Vila considera que el hecho de haber sido citados un día antes de la entrega de la documentación del pleno, que tendrá lugar el jueves que viene, constituye una «falta de respecto ao conxunto da corporación». Algo que la llevó a levantarse y abandonar el encuentro.

Acompañada por los responsables de la formación morada en Vilagarcía, la portavoz de Podemos argumenta que el proceder de Ravella priva de sentido a la labor de la oposición, por cuanto si el debate de los presupuestos está convocado a tiro de una semana, con la documentación ya cerrada, el resto de los grupos que conforman el pleno carecen de oportunidad para plantear sus propuestas. «Seguen pola liña do absolutismo e queda claro que o único que lle importa ao PSOE son eles mesmos», lamenta Fernández, quien ve a los socialistas ávidos de «unha política de cemento no canto dunha política social, participativa e transparente». La de ayer era la primera reunión a la que fue llamada la oposición, cuando el año pasado se entablaron cuatro, un hecho que para, Marea da Vila, indica con claridad «que quitaron a careta» en pleno Entroido.

Todo lo contrario manifestó horas más tarde el alcalde de la ciudad. Alberto Varela señala que, a despecho de los condicionamientos que impone la pandemia, «a oposición ten a oportunidade de apuntar ideas ao longo de todo o ano». De hecho, el regidor socialista señala que varias de las propuestas debatidas en los plenos, como la biblioteca o Fontecarmoa, están incorporadas a las cuentas. Los sindicatos, añadió, apoyan el documento.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Ravella diseña unos presupuestos expansivos, con cuatro millones en inversiones