El Ribadumia se complica la vida tras perder en O Couto

Luis Manuel Rodríguez González
luis m. rodríguez OURENSE / LA VOZ

AROUSA

MIGUEL VILLAR

El técnico visitante, Luis Carro, fue expulsado en el descanso

14 feb 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Todas las opciones de la UD Ourense de colarse entre los seis primeros pasaban por superar al Ribadumia, antes de una serie de exigentes pruebas con los aplazados en O Barco y Vilagarcía, así como los derbis en O Carballiño y en O Couto ante el Ourense CF. Y los hombres de Fernando Currás se lo tomaron en serio, superando con claridad a un Ribadumia sin pólvora: 2-0.

La contienda comenzó con los propósitos muy definidos. Los ourensanistas intentando ensanchar el campo y combinar, para superar las líneas bien organizadas del equipo de Luis Carro, que fue más directo, buscando la referencia en largo hacia un Charles escoltado por Hugo Soto.

En la medular, el jefe de todas las operaciones era Rubén Durán, con Viti equilibrando entre los centrales para permitir las subidas de Varo e Isi. Pero a los rojillos les faltaba algo de chispa en la franja de tres cuartos y apenas hacían daño a la zaga visitante.

Para ver un chut medianamente peligroso, fue necesario esperar al minuto 25 pero la intentona de Amin se le fue alta. Poco más tarde, no falló. Carlos de Dios le administró un balón que desea cualquier delantero y el canario forjado en el fútbol andaluz interpretó su partitura con maestría. Recorte al marcador y definición fuera del alcance de Roberto Pazos.

Al gol, sin embargo, le siguió un susto, con la incursión de Carlos Pérez -futbolista con breve pasado en la entidad de O Couto-, pero tras un barullo en el área, Dani Sampayo resolvió bien y las áreas desaparecieron en lo que quedó del período inicial.

Al Ribadumia, se le notó mayor intención tras la pausa, pero la primera oportunidad fue para Charly, quien perdió un balón de oro que le había filtrado De Dios. Con Gabi Sanín y Hugo García en el campo, el Ourense dio un paso adelante. El del Vedra avisó primero en un disparo que se le fue alto y después encontró al ariete ourensano, que rubricó el segundo con una definición estelar. Antes Rubén Durán había brillado con una delicatesen que repelió Pazos, pero la reacción del cuadro de O Salnés fue roma y el partido ya estaba sentenciado con el 2-0.

UD Ourense (2): Dani Sampayo, Varo, Pablo Corzo, Vieytes, Isi, Viti, Rubén Durán (Migui, min 83), Charly (Alfredo, min 79), Carlos De Dios (Hugo García, min 62), Tiago (Gabi Sanín, min 62) y Amin (Manu Blanco, min 83).

 Ribadumia (0): Roberto Pazos, Santi, Javi Domingo (Abal, min 73), Miguel Vázquez, Carlos (Dieguito, min 81), Óscar Iglesias, Cheri (Giráldez, min 57), Álex Fernández (Óscar Martínez, min 57), Fran Fandiño, Hugo Soto (Monchito, min 73) y Charles.