Entregar paquetes también sale a cuenta

Bea Costa
bea costa VILAGARCÍA / LA VOZ

AROUSA

Martina Miser

Cada vez hay más establecimientos convertidos en puntos de recogida

13 feb 2021 . Actualizado a las 21:16 h.

Reinventarse. Es uno de esos conceptos que se ha puesto de moda durante la pandemia, y no por esnobismo. Nace de la necesidad de buscar alternativas para los creativos y los empresarios a la hora de afrontar la nueva coyuntura. Mucho se ha hablado de lo nuevos modelos de consumo, a través de Internet y los envíos por paquetería, y más se hablará en el futuro. Funcionaban antes de la crisis sanitaria y ahora pocas son las empresas que no exploran esta vía, no solo para vender su propia mercancía.

Los puntos de recogida de paquetería son más y tienen más trabajo. Con el permiso de la todopoderosa Amazon, librerías, ferreterías y hasta tiendas de alquiler de motos -caso de Rentvill en Vilagarcía- han diversificado su negocio entrando en las redes de los grandes distribuidores como Seur, UPS, GLS entre otros. El textil es el producto estrella; hasta el gigante Inditex recurre a este servicio a la hora de atender los pedidos.

Primero con el confinamiento, y después con los cierres perimetrales, ante la imposibilidad de ir de compras como toda la vida, el consumidor recurre a Internet para conseguir desde un chaquetón de segunda mano, pasando por una bicicleta estática a todo tipo de dispositivos tecnológicos.