La incidencia a catorce días sigue mostrando una tendencia a la baja

Antonio Garrido Viñas
antonio garrido VILAGARCÍA / LA VOZ

AROUSA

Martina Miser

La situación mejora de manera notable en los tres municipios del Baixo Ulla

12 feb 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Poco a poco, de una manera más lenta seguro de lo que desearíamos, pero la incidencia a catorce días, uno de los indicadores que muestran la tendencia, comienza a cotizar a la baja en las comarcas de O Salnés y el Baixo Ulla. Todavía de una muy lenta, pero al menos es una tendencia prácticamente unánime en todos los municipios. Y donde no baja, al menos no sube, algo que también invita a inocular una pequeña dosis de ese optimismo que tanto necesitamos.

Esa tendencia a la baja es mucho más acusada en los concellos del norte de la provincia que, por otro lado, son los que peores datos tuvieron en esta tercera ola de la pandemia. En Catoira se han detectado únicamente diez casos en las dos últimas semanas. El concello que sigue ofreciendo peores datos es Pontecesures. Tenía según los datos de ayer una incidencia de 1.179 casos por cien mil habitantes, pero conviene recordar que comenzó la semana con 1.409, así que i tan mal. Situación parecida es la que vive Valga, que está ahora en 835 hace cuatro días estaba en 1005.

En O Salnés las cosas van más despacio, pero van yendo. Vilagarcía tenía ayer 175 casos activos, seis menos que el día anterior y 41 menos que el domingo. La incidencia a catorce días tiene una caída más lenta, pero va cayendo. Ayer estaba en 459 casos por cien mil habitantes y es de esperar que esa cifra seguirá bajando en los próximas semanas. También ha comenzado a caer en Cambados, que arrancó la semana en 393 y ayer estaba ya en 364. Vilanova es la tercera localidad en la que se puede apreciar una notable tendencia a la baja, pasando de 388 a 320 en solo tres días.