El método Carballiño se atasca en O Salnés y los casos no dan tregua

Los positivos activos crecieron en Vilagarcía un 50% en las dos últimas semanas


vilagarcía / la voz

Entre los domingos 24 de enero y 7 de febrero los casos activos se incrementaron en Vilagarcía un 50%. Pasaron de 146 a 216. Ayer, una sorprendente reducción de 23 casos en un único día dejaban la cifra en 193, una cantidad altísima en cualquier caso para lo que se había visto en la localidad vilagarciana durante la tercera ola. No es el único ejemplo. En Cambados, el crecimiento ha sido de un 33% durante estos días en los que las restricciones máximas han restringido la actividad a lo más esencial, con el cierre total de bares y el de los demás establecimientos no esenciales a partir de las seis de la tarde. En Ribadumia se triplicaron los casos, en Meaño también pegaron un salto extraordinario y en Vilanova, aunque en menor medida, también se incrementaron. A Illa es la única excepción en la comarca de O Salnés, mientras que en la del Baixo Ulla sí que se ha producido una notable bajada de casos, aunque tanto Valga como Pontecesures siguen estando en unos datos de incidencia a catorce días altísima.

Porque la incidencia sigue siendo muy alta en toda la comarca de O Salnés. Hace apenas unos días, por ejemplo, O Grove podía presumir de ser la única localidad de todo el área sanitaria que estaba por debajo de 250 casos por cien mil habitantes; ayer estaba en 423, con 44 casos activos y 45 positivos detectados en los últimos catorce días. Ahora mismo es Cambados la localidad que presenta un mejor dato en ese apartado, con una incidencia de 379 pese a los seis casos activos que presentaba en su registro de ayer.

Hoy será un buen momento para comprobar si esas medidas tan restrictivas que se han implantado en toda Galicia, y que parece que están funcionando en muchos lugares, ofrecen también un atisbo de esperanza en las localidades de O Salnés. En ninguna de ellas, salvo en A Illa donde se aprecia una cierta estabilidad desde hace ya varias jornadas, las noticias que llegan a través de los datos que hace públicos el Sergas invitan a que el optimismo pueda instalarse. Un dato tan extraordinario como el de ayer, cuando se rebajaron nada menos que en veintitrés los casos activos en Vilagarcía, serviría para comenzar a constatar que esa tan deseada bajada de la incidencia comenzaría a ser realidad. Pero ojo, que esos veintitrés apenas compensan los dieciséis nuevos que se detectaron a lo largo del pasado fin de semana. Por otro lado, para hoy está prevista una reunión del comité científico, pero parece que no habrá cambios en las restricciones al menos hasta la semana que viene.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El método Carballiño se atasca en O Salnés y los casos no dan tregua