La incidencia en Vilagarcía supera ya los 400 casos por cien mil habitantes

Antonio Garrido Viñas
antonio garrido VILAGARCÍA / LA VOZ

AROUSA

Martina Miser

Vilanova sigue en una dinámica muy mala y está en 515 y Cambados, en 342

28 ene 2021 . Actualizado a las 20:55 h.

Como el Sergas no hizo públicos los datos por concellos hasta finales del mes de noviembre, la comparación se tiene que ceñir a los tres últimos meses. Y la comparación es muy mala. Ya entonces en varias de las localidades del Salnés y el Baixo Ulla se vivía bajo restricciones y, 90 días después, la radiografía, en más de un caso, es ahora todavía peor. Vilagarcía es un ejemplo. El 22 de noviembre presentaba una incidencia a catorce días de 150 casos por cien mil habitantes. Ayer superaba por primera vez los 400 (403), con 160 positivos activos, 16 más que hace una semana.

Vilanova es la otra localidad arousana que se ha metido en una dinámica muy mala y está en 515 casos por cien mil habitantes en los últimos catorce días. Cambados también está creciendo en los últimos días (está ya en 342), pero es verdad que en noviembre estaba en plena crisis, con 458. Situación que entonces también atravesaba O Grove, y que de la que ha conseguido escapara. Ayer estaba en 169, el mejor dato de todas las localidades de O Salnés y el Baixo Ulla. Porque si los datos en O Salnés no son nada buenos, los del Baixo Ulla son pésimos. Pésimos porque lo que han conseguido únicamente Pontecesures, Valga y Catoira es únicamente contener la sangría y no suturarla. Habrá que estar atento a lo que suceda este fin de semana para ver si esa altísima incidencia comienza a bajar.

No hay mejora. Sigue subiendo la cifra de casos activos en el área sanitaria de Pontevedra y O Salnés, donde, según el informe oficial del Sergas de este jueves, se han sumado 183 nuevos contagios en las últimas 24 horas. En ese período se han realizado casi dos mil pruebas PCR (1.984). Se cumplen ocho jornadas consecutivas con las nuevas infecciones diarias por encima de los 100 y con picos de 216 y 212. Las infecciones activas son 2.154. La situación en cuanto a los pacientes más graves tampoco es halagüeña. Hay 133 ingresados, uno menos que ayer, pero sube a 17 la cifra de críticos. De esos 133 enfermos, hay 116 en planta de tres centros (92 en Montecelo, 12 en el privado Quirónsalud y 12 en O Salnés, en Vilagarcía), mientras que los 17 críticos están en las unidades habilitadas en Montecelo. Son uci convencional, la unidad de corta estancia (uce) y la unidad de reanimación. La dirección del hospital decidía el miércoles suspender las operaciones no urgentes. Solo se harán intervenciones oncológicas y de patologías en prioridad 1. El resto de infectados, 2.021, tienen síntomas leves o son asintomáticos, por lo que están en aislamiento en sus domicilios bajo seguimiento de personal de atención primaria de su centro de salud y de los rastreadores de la Central de Seguimiento de Contactos (CSC). Desde el inicio de la pandemia hace diez meses se han curado 7.491 personas, con 51 altas más con respecto al miércoles. La cifra de fallecidos sigue creciendo. Son ya 105, 25 en lo que va de mes. Enero iguala el registro de diciembre y noviembre.