La incidencia del covid se duplicó en 20 días en O Salnés y el Baixo Ulla

Antonio Garrido Viñas
antonio garrido VILAGARCÍA / LA VOZ

AROUSA

Martina Miser

Valga ha registrado más casos totales que Vilagarcía en las dos últimas semanas

26 ene 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

No había arrancado mal el 2021 en lo que al covid-19 se refiere en las comarcas de O Salnés y el Baixo Ulla. Cierto es que A Illa estaba viviendo su situación más preocupante, de la que parece que ya está consiguiendo salir, pero en varios de los demás municipios arousanos la situación parecía mucho más tranquila. Pontecesures, Ribadumia, Vilanova y Meis habían registrado menos de diez positivos en las dos semanas anteriores, O Grove había comenzado a bajar su registros y en Vilagarcía la incidencia a catorce días estaba en 202 el día 4 de enero.

Solo veinte días más tarde, el panorama se presenta mucho más complicado. La incidencia se ha duplicado en este corto espacio de tiempo pasando de una media de 260 casos por cien mil habitantes, a los 545 que se registraban ayer. Y si entonces era A Illa el único municipio que rompía la relativa tranquilidad, si es que en algún momento llegó a haber tranquilidad, en Arousa, ahora el susto es continuo. Bien es verdad, que hay localidades a las que el concepto de riesgos extremo ya hace tiempo que se le quedó corto. Pontecesures hace ya varios días que está en esa catalogación, superando con mucho los dos mil casos por cien mil habitantes, aunque es verdad que, al menos, ha parado la altísima velocidad de su crecimiento. El lunes pasado estaba en 2.457 y ayer en 2.490. Falta que comience a bajar esos números y lo que suceda esta semana será un buen termómetro para poder examinar su situación.

La situación de sus vecinos del sur es mucho peor. En Valga se han diagnosticado más casos (141) en las dos últimas semanas que en Vilagarcía (139). Esto provoca que la incidencia a catorce días se haya disparado hasta los 2.402 casos por cien mil habitantes. Una auténtica barbaridad para un municipio de su población. En A Illa, por ejemplo, nunca se fue la incidencia más allá de los dos mil casos en sus peores momentos. En Vilagarcía ayer se detectaron 8 casos más que el domingo y está en 154.