Después de tres meses y 120 kilómetros, Topi pudo llegar por fin a su nuevo hogar

Los cierres impidieron a sus nuevos dueños viajar de A Coruña a Vilagarcía

;
El perro Topi por fin puede viajar a su nuevo hogar La protectora de animales de Vilagarcía consiguió enviarlo a su nuevo hogar en A Coruña

vilagarcía / la voz

Si se trata de cachorros todo es más fácil, especialmente si son razas de tamaño pequeño, pero la demanda de adopciones a las protectoras baja cuando se trata de animales adultos. No fue el caso de Topi, que llegó al refugio de Vilagarcía en octubre y unas semanas después ya había una familia en A Coruña dispuesta a darle un nuevo hogar, eso, a pesar de que es ciego y de que ya ronda los ocho años de edad.

Juan Carlos y Marina querían llevárselo cuanto antes, pero les pillaron los confinamientos perimetrales y les fue imposible hacerlo. Las autoridades consultadas les indicaron que el transporte de este tipo de animales no es una actividad esencial, de modo que, ante el riesgo a una sanción, se vieron obligados a esperar.

Tras no pocas consultas y trámites, Topi pudo por fin el jueves por la tarde poner rumbo a su nueva casa mediante la contratación de un transporte autorizado. En la protectora de Vilagarcía hubieran preferido que la pareja los visitase, «porque siempre nos gusta ver a los adoptantes en persona y ver como reaccionan con el animal», explica la presidenta de la asociación, Ángeles Cifuentes. No pudo ser, pero se quedan tranquilos porque los adoptantes cumplen todos los requisitos y les han hecho llegar la foto conforme Topi está ya en casa.

En todo caso, dice Ángeles, «es todo muy injusto». «Para cazar sí se pueden saltar los cierres perimetrales, matar un animal inocente e indefenso sí se considera motivo justificado para salir de tu ayuntamiento, pero para adoptar a un perro ciego para que deje de vivir en un canil y se vaya a un piso caliente a una cama mullida, eso no se puede hacer», lamenta.

No obstante, como ocurre con otros aspectos relacionados con la movilidad, no se está aplicando un criterio único porque en el centro de acogida de animales de la Diputación de Pontevedra (CAAN) no constan problemas para entregar los perros a los adoptantes, pues, o bien optan por recogerlos en las instalaciones de Meis -previa autorización de la Guardia Civil y con cita previa- o se contrata un servicio de transporte autorizado.

Ni Reino Unido ni Alemania

Lo que es tarea imposible es el transporte al extranjero. De hecho, desde el verano se ha suspendido el programa de adopción que la protectora arousana mantiene con una organización del Reino Unido, gracias a la cual docenas de animales han encontrado una familia. Las complicaciones no solo llegan por el covid-19. El Brexit es otra piedra en el camino, aunque no tanto por las condiciones del traslado de los animales como por los trámites burocráticos que hay que cumplir con el cierre de fronteras.

Por su parte, la protectora de Cambados también ha tenido que interrumpir los viajes para llevar perros a Alemania, aunque a la hora de moverse dentro de Galicia para transportar animales, medicinas y alimentos no han encontrado problemas. «Damos servicio veterinario y, como protectora, estamos autorizados a hacerlo», explica la presidenta, Olga Costa. De lo que se han abstenido en estos tiempos de pandemia es de aprobar adopciones fuera de la comunidad autónoma, «porque resulta más complicado hacerles un seguimiento».

Más que en la movilidad, en lo que Costa encuentra ahora más escollos es en la adopción de perros de razas potencialmente peligrosa. Los requisitos son muy exigentes en este campo. Los interesados deben recabar informes en la Delegación del Gobierno, en la delegación provincial de la Xunta y en el concello de turno, trámites que pueden tardar tres meses y que ahora se dilatan debido a la paralización de la administración durante el confinamiento y a los cierres perimetrales.

«No todo el mundo tiene certificado digital y estos perros también tiene derecho a ser adoptados. Mientras se tienen que quedar en el refugio», señala la presidenta de la asociación.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

Después de tres meses y 120 kilómetros, Topi pudo llegar por fin a su nuevo hogar