El Cortegada se ahoga en la lluvia de triples del ADBA y pierde en Avilés

La Voz VILAGARCÍA / LA VOZ

AROUSA

Martina Miser

Las vilagarcianas cayeron ante un rival directo por la permanencia

19 dic 2020 . Actualizado a las 21:19 h.

Durante los cinco primeros minutos, el ADBA encestó un triple cada sesenta segundos de juego. Como un reloj. Un inicio estratosférico para un equipo que no había estado especialmente acertado durante la temporada en esa faceta del juego, pero que, de repente, vivió un momento mágico de puntería y que fue clave en la derrota del Cortegada en Avilés. Porque esa sensación de que el aro era un piscina la recuperaron las asturianas en el último cuarto, cuando el partido se decidía.

«El partido es muy largo», les decía Javier Nogueira a sus jugadoras, en un intento de que no se vinieran abajo ante la lluvia de triples de un ADBA que anotó seis prácticamente sin fallo en el primer cuarto. Y capeó el Cortegada el temporal y poco a poco fue acercándose en el marcador. Buscando correr cuando podía y con Patricia Vicente y Sara Gómez muy incisivas.

Dos puntos por debajo se retiraron las arousanas al descanso (40-38) y una canasta de Cris Loureiro las puso por primera vez por delante (53-54) en el tercer cuarto. Por cinco puntos dominaban las arousanas al inicio del último parcial, pero un bache de 16-5 en cinco minutos le dio la vuelta al partido. La zurda de Brookshire amargó a las arousanas, que cogieron un poco de vida con un triple de Sara (82-78), pero hasta ahí llegaron.

ADBA (84): De Sousa (12), Fraile (18), Martínez (6), Barbosa (19) y Brookshire (27) -equipo inicial-, Guimaraes, López y Velasco (2).

CORTEGADA (78): Patricia Vicente (20), Sara Gómez (23), Cristina Loureiro (7), Teresa Sedlakova (13) y Teodora Saric (10) -equipo inicial-, Zeltia Presas, Miriam García (2) y María Centeno (3). 

PARCIALES CADA CUARTO: 25-18, 15-20 (40-38), 15-22 (55-60) Y 29-18 (84-78).

ÁRBITROS: Romina Marchiano y Adrián Pérez. Señalaron dieciséis faltas al ADBA y diecinueve al Cortegada. La visitante Teodora Saric fue la única eliminada por personales.