Vilanova asegura que pagará su deuda con la mancomunidad, pero no da fecha

Este concello debe 400.000 euros y se convierte en el más moroso de la entidad


vilanova / la voz

«Vilanova pagará», afirma el alcalde de Vilanova, Gonzalo Durán, pero no aclara cuándo. En función del requerimiento enviado por la Mancomunidade do Salnés no le queda mucho para resolver la cuestión. El Concello tiene de plazo hasta el 10 de diciembre para presentar un plan de pagos en 24 mensualidades para saldar su deuda, que supera los 400.000 euros. Pero Durán no quiere que nadie le marque la hoja de ruta. «Pagaremos cuando esté terminado el informe del interventor, no en el plazo que diga esa usurpadora», señaló en alusión a la presidenta de la Mancomunidade, Marta Giráldez.

El caso es que la directriz no la estableció la presidenta, sino la comisión ejecutiva, y la norma es para todos los concellos que deben más de 100.000 euros. Los demás que se encuentran en esta tesitura ya cumplimentaron el trámite, pero Vilanova va por libre en este y demás aspectos que atañen a la mancomunidad.

Con el nuevo mandato, la unidad que reinaba en ese foro se rompió porque en el PP no estaban conformes con la elección de una socialista para la presidencia. Pese a todo, el grupo popular accedió finalmente a tomar posesión de sus vocalías, todos excepto el alcalde y el concejal de Vilanova, Gonzalo Durán y Javier Tourís, lo cual ha abierto una brecha que se agranda por momentos.

El detonante

La división ha llegado a tal punto que Durán Hermida sugirió la posibilidad de desvincularse de la mancomunidad con una declaración desafiante: «A Vilanova la rotura del consenso nos sale más barata, ahorramos dinero».

La polémica se desató la semana pasada a propósito de la obra de mejora de la red de saneamiento en Vilanova y Cambados. La actuación la financiará la Xunta con cargo al Orzamento del 2021, pero los concellos deben poner los terrenos a su disposición, y como quiera que la mancomunidad no esta dispuesta a correr con el gasto de las expropiaciones, en el PP de Vilanova y Cambados han destapado la caja de los truenos. En Vilanova, vía rueda de prensa, y en Cambados, mediante la presentación de una moción que pretendían presentar al pleno celebrado el jueves. En ella se pide a la mancomunidad que asume este gasto, pero el asunto no se llegó a votar porque la mayoría de izquierdas no respaldó su inclusión en el orden del día por la vía de urgencia. En todo caso, Aragunde no dejó escapar el turno de ruegos y preguntas para sacar el tema a colación.

El debate no aportó ninguna novedad ni abrió ninguna vía para resolver el conflicto, de modo que todo apunta a que tendrán que ser los respectivos concellos los que paguen unos terrenos que posibilitarán la apertura de una zanja para la nueva tubería y bomberos de la depuradora de Tragove y, de paso, abrir una senda peatonal de tres metros de ancho siguiendo la línea de costa.

Votación del presupuesto

El jueves sí se aprobaron otras cuestiones como una moción por la que se pide al Sergas que mejore la calidad del servicio en los centros de salud de la comarca y los presupuestos de la mancomunidad para el 2021 por valor de 4,3 millones de euros. En este punto, el PP y EU se abstuvieron y no votaron en contra como por error se informó ayer en estas páginas. El apoyo de los socialistas y los independientes fue más que suficiente para sacar el documento adelante.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Vilanova asegura que pagará su deuda con la mancomunidad, pero no da fecha