La pandemia dispara las consultas sobre violencia de género

En el CIM de O Salnés tramitaron 21 denuncias solo en el confinamiento y en el de Vilagarcía llevan 4 demandas de casa de acogida

;
El Centro de Información á Muller de O Salnés salta a los colegios en formato audiovisual El Centro de Información á Muller de O Salnés salta a los colegios en formato audiovisual

vilagarcía / la voz

La pandemia obliga a estar más en casa y si dentro de los hogares hay problemas de violencia, la convivencia puede resultar insoportable y hasta peligrosa. Un termómetro para medir esta realidad son los centros de información a la mujer (CIM), que en los últimos meses han visto como se multiplican las llamadas de mujeres solicitando ayuda y asesoramiento en relación a situaciones de violencia de género.

A falta de cerrar las estadísticas del año, la directora del CIM de O Salnés, Mariña Varela, habla de un aumento del cien por cien de las consultas desde que en marzo de declaró la pandemia y solo en los dos meses de confinamiento se tramitaron 21 denuncias, según los datos aportados ayer desde el servicio dependiente de la Mancomunidade do Salnés.

Curiosamente, en el CIM de Vilagarcía, de marzo a mayo se registró un descenso drástico en el número de consultas y, sin embargo, a partir de junio se dispararon. Llama la atención el dato de las demandas de ingreso en casas de acogida, cuatro desde el verano, lo cual supera la media de años anteriores.

Desde el Concello de Vilagarcía les procuran a las mujeres y a sus hijos un alojamiento provisional mientras se tramita la concesión de una plaza pública por parte de la Xunta. Pero los protocolos de actuación son lentos, más en estos tiempos de crisis sanitaria, lo que obliga a los ayuntamientos a redoblar esfuerzos porque la prioridad, explican, es alejar a las víctimas o posibles víctimas de los agresores.

Pasado el confinamiento, el CIM de Vilagarcía retomó la atención presencial en sus oficinas de Ravella, con cita previa, porque, según los profesionales, es la mejor forma de abordar las problemáticas de este tipo. En ello insistían ayer desde el centro de información de O Salnés. «Hago un llamamiento para que, en la medida de lo posible, se haga de forma presencial. Por desgracia nuestros servicios cada vez más necesarios y en estos momentos estamos con una carga de trabajo muy importante», según señaló la psicóloga Dolores Lago.

Ayudas económicas

Escuchar y poder mirar a los ojos es «fundamental» a la hora de ofrecer y recibir un servicio de apoyo psicológico, pero también cuando se trata de asesorar sobre los trámites de un divorcio o las ayudas que ofrece el sistema para mujeres en situación de vulnerabilidad, según indican las expertas en la materia.

Este último campo, el de las ayudas, es el que más horas está ocupando a los servicios de información porque son muchas las mujeres a las que el covid-19 ha dejado en una situación de desamparo.

En los CIM informan de las ayudas específicas que existen para víctimas de violencia machista y también orientan sobre otras prestaciones que dependen de la Xunta y del Estado como pueden ser la Risga o el salario mínimo vital.

Lo que se ha puesto en evidencia es que el coronavirus ha agravado la situación de las mujeres que tienen al enemigo en casa. La coordinación entre las fuerzas del orden y los concellos ha mejorado en los últimos tiempos, lo cual facilita una mejor y más rápida respuesta a la hora de intervenir. No obstante, la justicia sigue siendo demasiado lenta y muchas mujeres acaban desistiendo de denunciar. Otras ni siquiera dan el primer paso debido a sus circunstancias económicas. «Son mulleres que están sometidas, economicamente falando», explica la asesora jurídica, Estrella Piñeiro. Carecen de ingresos y no tienen adonde ir, de modo que se quedan bajo el mismo techo que su pareja, con los riesgos y angustias que ello conlleva.

La presidenta de la Mancomunidade do Salnés, Marta Giráldez, puso ayer voz al agradecimiento a las trabajadoras del CIM mancomunado, que presta servicio a Cambados, Vilanova, Ribadumia y Meis, si bien también atiende a usuarias y usuarios de otros municipios de la comarca que así lo demanden. Los hombres son una minoría, pero también acuden a sus oficinas, sobre todo para hacer consultas relacionadas con ayudas y otras cuestiones económicas. Y el colectivo LGTBI tampoco se queda al margen de este servicio, según puntualizó la alcaldesa cambadesa, Fátima Abal.

«Non podemos máis que estar agradecidos polo voso magnífico traballo nun momento tan complicado como o que estamos a vivir. As mulleres están agradecidas porque se senten protexidas», abundó Marta Giráldez en presencia del personal del CIM, que ayer acudió a Exposalnés (Cambados) con motivo de la presentación de los actos del 25-N.

Manifiesto virtual y un vídeo en los colegios

La conmemoración del Día mundial contra la violencia de género, más conocido como el 25-N, será este año diferente debido al covid-19. No habrá actos en la calle, pero sí reivindicación. La Mancomunidade do Salnés va a dar lectura a un manifiesto ese día, a las 12 horas, a través de las redes sociales, y distribuirá material informativo sobre el funcionamiento del CIM en espacios públicos. En los colegios se proyectará, además, un vídeo sobre este tema, que ayer se presentó en Exposalnés. foto martina miser

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La pandemia dispara las consultas sobre violencia de género