Un Primera en A Senra, y un buen aguinaldo navideño para la plantilla

El Ribadumia, perteneciente a un concello de poco más de cinco mil habitantes, hizo historia al clasificarse para jugar la primera ronda de la Copa del Rey


De las dudas, a la gloria. El Ribadumia fue uno de los clubes que con más persistencia se oponía a que comenzase la competición de Tercera División. De hecho, empezó los entrenamientos en la última semana de septiembre, apenas quince días antes de enfrentarse al Viveiro en busca de la plaza gallega para la eliminatoria previa de la Copa del Rey. Pasó aquella fase en la tanda de penaltis, y el miércoles superó al Miengo cántabro a domicilio (0-1). Su próximo rival será un equipo de Primera División, en lo que el presidente del club califica como el que será el partido más importante en los 61 años de historia del club.

El Ribadumia es uno de los diez clubes modestos a los que les ha tocado el gordo en noviembre. Pero hay modestos y modestos. El conjunto arousano procede de una población de poco más de cinco mil habitantes. Solo el Cantolagua, de la localidad navarra de Sangüesa y que también ronda los cinco mil vecinos, se le puede comparar. Porque en el bombo de los modestos también figuran clubes de Murcia o de Logroño, por ejemplo, ciudades mucho más importantes.

La cuantía de este gordo de Navidad que le ha tocado al Ribadumia se puede cuantificar si se le echa un vistazo a su presupuesto, que en la presente temporada rondará los 160.000 euros. Toño Serantes, el presidente, afirma que todavía no sabe cuánto caerá en la caja gracias a esta eliminatoria de Copa, pero calcula que serán alrededor de veinte o veinticinco mil euros. Un buen pellizco para un club que cuenta con medio millar de socios, la mayoría de ellos de compromiso, de los que sacan el carné para que el club pueda subsistir pero que en muchas ocasiones no van al campo. El pellizco copero valdrá, eso sí, para que la plantilla vea cómo el habitual aguinaldo navideño que la directiva suelta si las cosas van bien pese este año un poquito más.

Y, tras la alegría deportiva, los problemas burocráticos. Hoy se desplazarán al campo de A Senra los técnicos de la federación para hacer un chequeo de las instalaciones. El presidente confía en que el partido se pueda jugar en A Senra sin ningún tipo de problema. Otro asunto es el de la gente que lo podrá ver allí. Es un premio extraordinario en un año terrible, pero el encuentro se jugará en diciembre. Y quién sabe.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Un Primera en A Senra, y un buen aguinaldo navideño para la plantilla