Ravella pide ayuda a los vecinos para detectar casos de ancianos vulnerables

Rosa Estévez
rosa estévez VILAGARCÍA / LA VOZ

AROUSA

MARTINA MISER

Reactiva el protocolo de atención para afrontar «situaciones dramáticas»

08 nov 2020 . Actualizado a las 05:00 h.

«Estamos vendo situacións que nos están a impactar moitísimo». Iria Camba, coordinadora del departamento de Servizos Sociais en Vilagarcía, utilizó esas palabras en el transcurso de una rueda de prensa convocada para hacer partícipe a la ciudadanía de un problema -la situación de extrema vulnerabilidad y abandono en la que la pandemia ha colocado a muchos ancianos y personas dependientes- y también para convertir a los vecinos en parte de la solución. «Os servizos sociais non conseguimos chegar a todos os casos, porque non sabemos deles. Por iso pedimos á Vilagarcía solidaria que nos axude a localizalos». Para ello, se abren las líneas 139 y 102 del Concello, así como el teléfono social 900 333 666.

Los técnicos municipales llevan meses trabajando con las oenegés que existen en la localidad y con el servicio de voluntariado para activar de nuevo el protocolo de atención psicosocial que funcionó durante el confinamiento. Aún quedan algunos detalles por perfilar, pero «nas últimas semanas vimos casos tan dramáticos que decidimos que non podiamos esperar máis para facer un chamamento aos veciños. Por favor. Se teñen un veciño maior que vive só, que ven que non sae da casa, que detectan incluso un problema de hixiene, que se poñan en contacto con nós para que poidamos chegar a eles e axudar». Quien habla ahora es Tania García, la concejala de Servizos Sociais, que asegura que «se están a detectar casos verdadeiramente dramáticos; xente de oitenta anos que, literalmente, se está deixando ir».

El aislamiento forzado por las circunstancias y exacerbado en muchos casos por el miedo, ha provocado que muchos mayores se hayan recluido en sus domicilios, convirtiéndolos en presas fáciles de la soledad y de los cuadros depresivos. La espiral de desconsuelo puede provocar desde problemas de higiene o nutricionales, hasta agudizar el deterioro físico y el psicológico.