Los positivos vuelven a dispararse a 93 en el área sanitaria de Pontevedra y O Salnés

c. barral / r. estévez REDACCIÓN / LA VOZ

AROUSA

MONICA IRAGO

En los municipios arousanos en los que entran en vigor las nuevas restricciones la situación es dispar: Vilanova no registra más casos, en O Grove hay ocho nuevos

06 nov 2020 . Actualizado a las 05:00 h.

Malos datos los de ayer en el área sanitaria de Pontevedra y O Salnés a un día de que entren en vigor las nuevas restricciones y el cierre de la hostelería. Los nuevos contagios vuelven a dispararse con 93 más, lo que eleva la cifra de casos activos de coronavirus a 1.137. De ellos, 78 necesitan atención hospitalaria. Son 74 en plantas de tres centros (56 en Montecelo, 3 en el privado Quirónsalud Miguel Domínguez, y 15 en O Salnés, en Vilagarcía). Además cuatro pacientes están graves en la unidad de cuidados intensivos (uci) de Montecelo.

El resto de infectados, 1.059, tienen síntomas leves o son asintomáticos y están en aislamiento domiciliario bajo seguimiento de personal de atención primaria y del servicio de medicina preventiva.

En cuanto a la incidencia acumulada en siete días, los municipios de Pontevedra, Marín, Poio y Sanxenxo figuran este jueves en el nivel máximo de alerta, el 3 o rojo. En Marín, la alcaldesa, María Ramallo (PP), dijo que la localidad nunca había tenido una cifra tan alta de positivos. En la zona de Arousa están en ese mismo rango Vilagarcía, Cambados, O Grove y Ribadumia, esta última localidad debido a la incidencia de los casos registrados en la residencia Domus Vi. En Vilagarcía, según los datos que cada día se trasladan a los concellos, había ayer 82 casos activos, dos más que en la jornada anterior. Donde han aumentado más notoriamente los números del covid es en Cambados, con 56 casos -cuatro de ellos nuevos- y en O Grove, donde hay 47 positivos, cuando el miércoles eran 39.