Cacabelos y Durán, dos voces antagónicas que apoyan medidas más contundentes

El socialista y el popular son partidarios de un confinamiento que frene la propagación del coronavirus


O Grove / La Voz

El alcalde de O Grove, el socialista José Cacabelos, y el de Vilanova, Gonzalo Durán, son polos opuestos. Sin embargo, el covid-19 parece haber logrado establecer un punto de coincidencia ante ambos regidores. Los dos consideran que la Administración debe actuar con agilidad, con rapidez y con contundencia para lograr parar la pandemia. El grovense lleva días alzando la voz para pedir un confinamiento que permita frenar la propagación del virus. En su localidad había ayer 39 positivos confirmados (tres más que el día anterior) y 43 personas en seguimiento. «De ahí que O Grove esté afectado por estas restricciones», dijo. Unas restricciones que parecen quedársele cortas. «Yo creo que habría que hacer un confinamiento domiciliario de toda Galicia, que las clases deberían ser ya telemáticas», señaló.

Gonzalo Durán saludó ayer las medidas adoptadas por la Xunta, pero considera que son aún demasiado tibias. «Yo soy partidario de medidas más duras durante tiempos más cortos», señaló el regidor popular. «Levo tiempo diciendo que hay que parar esta pandemia como sea», y no tiene claro que una limitación de movimientos entre un número reducido de concellos sea la herramienta más efectiva. «Yo creo que el cierre debería hacerse por áreas sanitarias o, como mínimo, por comarcas». «A lo mejor, un confinamiento domiciliario durante quince días tenía más efecto», señalaba el regidor popular, que confía en que las medidas adoptadas por la Xunta de Galicia sean suficientes para que en diciembre se pueda recuperar aquella «nueva normalidad» que «nos permitió salvar el verano» tras el primer confinamiento.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Cacabelos y Durán, dos voces antagónicas que apoyan medidas más contundentes