Marcos Fernández abandona su protesta al recibir la promesa de que será operado en dos meses

El cambadés había iniciado una huelga de hambre en Montecelo tras ver como se aplazaba «sine die» su intervención quirúrgica


vilagarcía / la voz

Estaban ya un par de agentes de la Policía Nacional prestos a desalojarlo del CHOP cuando sonó el teléfono de Marcos Fernández. Era el responsable del área sanitaria que, tras una larga conversación en la que intentó explicar al cambadés los motivos por los que se había suspendido su intervención quirúrgica, se comprometía a que en el plazo de dos meses sería operado de las piedras en el riñón que han convertido su vida en una auténtica cruzada diaria contra el dolor. Ante ese compromiso, el arousano decidió dar por concluida la huelga de hambre que había iniciado en la mañana del martes y regresar a su casa. «Los policías se aseguraron de que me metía en el coche y marchaba», bromea Marcos. No fue la única compañía que tuvo durante su protesta, puesto que la dirección del hospital decidió que un guardia de seguridad estuviera a su lado durante buena parte de la jornada. De hecho, Marcos clama contra la actitud de la dirección del centro hospitalario. Todo lo contrario que con el personal de Montecelo, para el que solo tiene buenas palabras. «Me aplaudieron cuando me iba», dice.

Agradecimiento al Concello

En el capítulo de agradecimientos, guarda Marcos un apunte muy grande para el gobierno local de Cambados. «Tanto la alcaldesa Fátima Abal como el concejal Tino Cordal hicieron gestiones con la dirección del área sanitaria», explica. Entre ese empujón institucional y el legado de la repercusión que tuvo su caso en cuanto saltó a los medios de comunicación la solución, al menos la promesa de la solución, llegó de una manera relativamente rápida.

De todas formas, si algo ha quedado claro, es que Marcos está decidido a que su asunto no caiga en el olvido, Aguardará ahora por ese nuevo plazo que le han dado, pero tiene muy claro que, en caso de que la promesa no se cumpla, no se quedará callado. «La próxima vez iré más preparado. No será improvisado como fue ahora», advierte.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Marcos Fernández abandona su protesta al recibir la promesa de que será operado en dos meses