Vilagarcía estudia anular de nuevo la tasa de terrazas el próximo año

El gobierno llevará al próximo pleno la congelación de las ordenanzas fiscales


vilagarcía / la voz

Como reconoció ayer el propio Alberto Varela, en esta ocasión van algo más justos de tiempos que en otras ocasiones, pero el gobierno local de Vilagarcía llevará al próximo pleno la revisión de las ordenanzas fiscales para el próximo ejercicio. En un año muy complicado, además, por las circunstancia de todas conocida, y que, claro está, también tendrá su cuota de protagonismo en las previsiones económicas del Concello.

El equipo de Alberto Varela ha decidido congelar de nuevo las tasas el próximo año, pero se producirán algunas pequeñas novedades que aliviarán algo, aunque muy poco, los bolsillos de los contribuyentes. Sucederá en en el recibo del agua, que tendrá un importe de sesenta céntimos menos, y en el de la basura, con tres euros menos que el año pasado. Habrá otro apunte nuevo, que será la bonificación en la ordenanza de vehículos cuyos propietarios tengan un ochenta por ciento de discapacidad.

El alcalde también apuntó que existe la posibilidad de que se anule de nuevo la ordenanza de terrazas para los locales de hostelería, que es uno de los sectores que más está notando la crisis por las restricciones que tiene que asumir en sus horarios. Alberto Varela apuntó que seguramente se reunirá a finales de año con los representantes del sector para estudiar las medidas a tomar una vez que se comprueba cuál es la evolución de la pandemia en aquel momento.

Porque la pandemia lo está marcando todo. También las finanzas municipales. Apuntó el alcalde que los gastos en los ayuntamientos se han disparado porque, además de asumir las labores de protección que les corresponden y que, evidentemente, no estaban presupuestadas, han de correr con otras que nos les corresponderían.

Todo ello, además, con una bajada de ingresos y un incremento tanto en las partidas de servicios sociales como en las de creación de empleo para intentar mitigar en la medida de lo posible el impacto entre los sectores más vulnerables de la ciudadanía. Y todo ello, además, sin haber recibido ningún tipo de ayuda como sí lo han hecho tanto el Estado como la propia Xunta, según recordó el regidor.

Así pues, en los propios presupuestos ya adelanta el alcalde que quedará poro margen de maniobra para el capítulo de inversiones, aunque se contará, eso sí, con la ayuda que llegará desde el Plan Concellos de la Diputación y con esos fondos europeos que consiguió Ravella y que «estamos a estiralos todo o que podemos», reconoció Varela.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Vilagarcía estudia anular de nuevo la tasa de terrazas el próximo año