Dos nominaciones que saben a premio por la repercusión que tienen en el mercado americano


Aunque todavía pasará un tiempo hasta que se conozcan los ganadores definitivos de este certamen, tanto el consello regulador como Pazo de Fefiñáns se sienten ya premiados. «Es un reconocimiento que coloca a Rías Baixas entre las mejores regiones vitivinícolas del mundo, supone ya un premio al esfuerzo del sector por elaborar estos vinos blancos atlánticos», explicaban esta semana en el consello regulador. «La nominación es ya por sí un reconocimiento», añadió Juan Gil de Araújo, responsable de Bodegas Palacio de Fefiñáns. Y es que figurar entre los finalistas tiene ya importantes repercusiones en el mercado americano.

Para Rías Baixas, estos dos reconocimientos son fruto del intenso trabajo que se ha llevado a cabo en las dos últimas décadas por dar a conocer esta denominación de origen en el mercado americano. No hay que olvidar que Estados Unidos es el principal cliente de las exportaciones de esta denominación de origen, donde se comercializaron el pasado año 2,2 millones de litros de albariño. «Es una satisfacción enorme, además, compartir este honor con la propia denominación de origen Rías Baixas», aseguró Gil de Araújo, quien también quiso destacar que «este éxito es producto del trabajo riguroso de todo nuestro equipo, y también de nuestros viticultores. Nada sería posible sin la confianza y fidelidad depositada en nuestra empresa por nuestros distribuidores y clientes a través de casi un siglo», concluyó el responsable de Fefiñáns.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Dos nominaciones que saben a premio por la repercusión que tienen en el mercado americano