El 64 % de la población de O Salnés se halla bajo restricciones especiales

Meis y Sanxenxo se suman a los municipios cuya incidencia supera la media gallega


vilagarcía / la voz

La incorporación de Meis y Sanxenxo al grupo de concellos sometidos a restricciones especiales a raíz del coronavirus, decidida ayer por el Servizo Galego de Saúde, eleva a cuatro el número de municipios arousanos que se encuentran en esta situación, junto a Vilagarcía y Vilanova. Un estado de cosas que afecta ya a cerca de setenta mil arousanos, que representan el 64 % de la población de O Salnés. Las medidas que imperan desde medianoche en ambos ayuntamientos son las mismas que están en vigor desde hace una semana en la capital arousana. Básicamente, reducción del aforo de la hostelería a la mitad, prohibición de consumo en las barras, limitación de reuniones en lugares públicos y privados a diez personas y acotamientos de distinto orden en la asistencia a eventos sociales.

Cabe preguntarse si sería necesario ampliar estas restricciones al conjunto de la comarca. La respuesta, procedente de fuentes sanitarias, es que no, al menos de momento. La tasa de incidencia acumulada del covid constituye el parámetro fundamental con el que se mide la velocidad de expansión del coronavirus en un territorio determinado. Se trata de un índice básico, que informa del número de contagios registrados en un período de siete o catorce días por cada cien mil habitantes. En el caso de O Salnés, la incidencia acumulada a catorce días se acerca a 130, por encima de la media gallega, que en estos momentos se halla en 110. Sin embargo, no todos los municipios arousanos registran los mismos niveles que Vilagarcía, Vilanova, Sanxenxo y Meis, los concellos más afectados. De hecho, varios de ellos están por debajo de ambos promedios, por lo que, desde un punto de vista técnico, no se justificaría la adopción de medidas más rígidas.

El brote de Avigal, en el centro

El último dato que se conoce sobre Avícola de Galicia, la empresa enclavada en Cambados en la que más de la mitad de sus empleados se han contagiado, apunta a 110 infecciones relacionadas con este brote. A ojos de las autoridades sanitarias, se trata del factor que en mayor medida está condicionando la incidencia del covid, también en Meis. No solo por lo que respecta a positivos directos, sino también a los de un segundo plano, derivados del contacto social de aquellos primeros contagiados, quienes en su mayoría son asintomáticos.

La curva de O Salnés, en definitiva, está subiendo mientras la de la comarca de Pontevedra, pese a que continúa siendo bastante más elevada, parece tender ya, siquiera ligeramente, hacia abajo. De ahí la necesidad de extremar las medidas de precaución.

Tato Vázquez Lima, presidente de los médicos de urgencias en Galicia y miembro del comité clínico y del subcomité de brotes, que se reúne varias veces a la semana para analizar el avance de la pandemia en la comunidad, insiste en la necesidad de respetar la distancia social y emplear la mascarilla de forma estricta: «El coronavirus ataca a algo muy profundo, a algo muy humano que tiene que ver con nuestra condición de seres sociales. Es muy habitual que cuando dejamos nuestras áreas, digamos, formales, como el trabajo o el instituto, y nos reunimos con amigos o familiares, nos relajemos, nos quitemos la mascarilla y bajemos la guardia; pero la amistad no protege del contagio, cura tu vida y tu ánimo, por supuesto, pero lo que previene del contagio es la mascarilla, y no hay mejor forma de demostrar el cariño que utilizarla».

Vázquez reconoce que, en estos momentos, no existe una medida que sea efectiva al cien por ciento para prevenir la infección por coronavirus. «Pero el uso de la mascarilla -advierte- la limita en un 90 o un 95 %».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El 64 % de la población de O Salnés se halla bajo restricciones especiales