«Aquí falta a xente maior»

Vilagarcianos y vilanoveses asumen con normalidad las nuevas restricciones, aunque ven menos afluencia a sus negocios por miedo al covid-19


vilagarcía / la voz

No era ayer un buen día para los vendedores del mercado y de la plaza de abastos de Vilagarcía. Y no solo porque las nuevas restricciones impuestas por el covid-19 hayan obligado a reducir aforos y regular entradas. «Los mercados no están valiendo mucho últimamente y además septiembre es un mes muy flojo», explicaba Rosalía, una de las vendedoras del mercadillo vilagarciano. «É fin de mes e todo inflúe», añadía Luis, de Pescados Carmiña. Tenía claro, sin embargo, que el coronavirus, y las nuevas restricciones impuestas en este municipio por la incidencia de la pandemia, se estaba dejando sentir en la afluencia de público a la plaza vilagarciana. «Aquí falta a xente maior», aseguró. Por lo demás, comerciantes y clientes asumieron con total normalidad las nuevas medidas, tanto en Vilagarcía como en Vilanova, donde había locales que ya había tomado medidas antes de que se decretasen. «Nós xa deixamos de servir na barra o venres», cuenta Diego Nogueira, dueño del Pé de Cuba.

«Esta mañana nos hemos instalado dejando más espacio entre puestos», cuenta Rosalía. Y es cierto que los vendedores del mercadillo vilagarciano estaban más alejados unos de los otros que en otras ocasiones. No hubo problema para recolocarlos a todos, «porque hoy falta mucha gente», aseguró. Tampoco había aglomeraciones en ninguno de ellos, quizás porque tampoco fue una jornada de mucha afluencia debido a la lluvia «y a que estamos a final de mes», contó otro de los ambulantes.

En la plaza de abastos volvieron las colas, pero nada comparado a lo sucedido en el confinamiento. «Parece que hay mucha cola, pero en realidad va muy rápido», aseguró Loli Miramontes, que apenas llevaba unos minutos para acceder al interior de la plaza. El Concello habilitó una única puerta de entrada y otra de salida, donde operarios municipales regulaban las entradas. No así en la plaza de la verdura, donde estaban todas las puertas abiertas y la gente entraba y salía sin problema. «Nos dijeron que iban a tomar medidas, pero al final no hicieron nada. Igual vieron que no había problema», explicaba una de las vendedoras, que también aseguraba que la afluencia era la normal de estas fechas. No estaban de acuerdo los del pescado. «Estamos a fin de mes, pero hai menos xente. A min fáltame a xente maior», aseguraba Luis.

«Isto tería que aplicarse en toda a comarca»

m. a.

Diega Nogueira, propietario del bar Pé de Cuba en Vilanova

Las nuevas restricciones comenzaron a aplicarse en Vilanova ayer. Pero hubo locales, como el Pé de Cuba, que tomaron medias antes. «Desde o venres xa non servimos na barra», explica su propietario, Diego Nogueira. En su opinión, las restricciones deberían haberse aplicado en todos los municipios arousanos. «A xente móvese moito e isto tería que aplicarse igual en toda a comarca», afirma.

 

«O aforo xa o tiñamos reducido porque nos deixaron ampliar as terrazas e tiñamos menos mesas dentro. Agora quitamos outra», cuenta este hostelero. Reconoce que la situación no es sencilla, porque se ha notado un descenso en el número de clientes, «porque a xente non sae igual da casa». Sobre lo de cerrar las barras opina que «é a única forma de poder ter controlada á xente». Tas el verano, han notado un importante bajón y considera que su negocio ha bajado «un 30 % con respecto ao ano pasado». Aún así, él está completamente de acuerdo con las medidas, incluso era partidario de que los obligasen a cerrar de nuevo quince días, por prevenir. Porque, asegura, el problema se lo pueden encontrar si tienen un positivo entre sus trabajadores. «Tes que pechar quince días e todo vai á túa conta. E despois a xente é reacia a volver ao teu negocio», sostiene. Asegura también que la gente está muy concienciada y que no tiene problemas cuando, por ejemplo, se les explica que no pueden compartir mesa si son más de diez. A partir del martes, el Pé de Cuba cerrará por vacaciones confiando en que cuando reabra la situación haya mejorado.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

«Aquí falta a xente maior»