Los contagios tienen en cuarentena a más de 4.800 contactos en el área

Los positivos son los responsables de dar su lita de contactos estrechos al rastreador

m . gago
pontevedra / la voz

Los datos son escalofriantes, ver cómo en apenas una semana el ritmo de contagios, lejos de descender se ha incrementado en doscientos positivos enciende aún más todas las alertas del servicio de epidemiología del Sergas en la provincia. A las restricciones de Pontevedra, Marín, Poio y Vilaboa, se sumó recientemente Vilagarcía y Vilanova, donde hay 64 y 17 positivos, respectivamente.

Los contagios se han disparado y por tanto obliga a intentar poner freno a situaciones tan extremas como el brote de Avigal, donde hay cerca de un centenar de positivos vinculados a esta planta de Cambados. Y es que no solo se contabilizan los positivos, hay que tener en cuenta que la cifra de aislamientos en el área sanitaria podría estar por encima de los 4.800.

Es una cifra aproximada, pero fuentes del Sergas reconocen que podría ser incluso superior. Para llegar a esta proporción se siguen los cálculos que el Ministerio de Sanidad estima para la comunidad gallega al inicio dela pandemia, donde se pondría en cuarentena a una media de seis personas por cada positivo. En el caso de algún brote quizás esta media docena de confinados se quede corta.

Diez días

«Los positivos tienen que estar aislados y los contactos también durante 10 días, aunque en un principio den negativo, mañana puede ser positivos», asegura Miguel Álvarez, jefe del servicio de alertas epidemiológicas de la provincia. Con este protocolo se pretende reducir el número reproductivo instantáneo, que en la ciudad estaba por encima del 1,5 cuando se decretaron las restricciones y en Vilagarcía llegó a tener picos de cuatro. Es decir, por cada positivo se contagiaban a cuatro personas.

Epidemiología reconoce que es importante que este número esté por debajo de uno. «Está controlado cuando está por debajo de esa cifra. Convivimos con esto, llegarán algunas vacunas antes de que acabe el año, pero no serán las definitivas, cada una está fabricada de formas distintas, unas con virus vivos, otras con ellos atenuados, las hay con virus muertos o con vehículos que los transportan», ejemplifica Álvarez Deza, que hace hincapié en la necesidad de la prevención para evitar que estas cifras sigan disparándose aún más. No hay que perder de vista que en el contexto gallego, el área de Pontevedra-O Salnés es la segunda con más incidencia (810) por encima solo de A Coruña.

Contacto diario de sanitarios

Los rastreadores se comunican a diario con todos los asilados para conocer su evolución, pero para que puedan hacer su trabajo de manera efectiva se alude a una responsabilidad individual. El Sergas reconoce que «a persoa que resulta positiva debe trasladar a súa lista de contactos estreitos, normalmente a única persoa que sabe quen son os seus contactos é o propio infectado. A nova aplicación Radar Covid tamén facilitará e permitirá localizar eses contactos a través deste sistema».

Se considera contacto estrecho a cualquier persona que estuviese en el mismo lugar que un positivo a una distancia menor de dos metros durante 15 minutos. Desde la Consellería de Sanidade recalcan que «o protocolo actual non indica a realización dunha PCR a tódolos contactos, debe quedar claro que deben ser postos en corentena aínda que a súa PCR sexa negativa. No caso de facerse soamente será unha, a non ser que se desenvolvan síntomas ou exista algunha circunstancia excepcional que aconselle repetila».

El riesgo está ahora en los brotes grandes como el de Avigal, donde temen que en los próximos días pueda seguir incrementándose de forma considerable y superar los cien positivos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Los contagios tienen en cuarentena a más de 4.800 contactos en el área