El Cortegada vuelve a jugar 200 días después

Pablo Penedo Vázquez
PABLO PENEDO VILAGARCÍA / LA VOZ

AROUSA

MONICA IRAGO

El octavo proyecto de Rubén Domínguez debuta esta noche con el Celta en Copa

23 sep 2020 . Actualizado a las 05:00 h.

Al 7 de marzo toca remontarse para recordar el último partido disputado por el primer equipo de la Agrupación Deportiva Cortegada. Aquel 7 de marzo el conjunto vilagarciano sucumbía 86-79 en la cancha avilesina del ADBA. Una dura derrota que ponía sobre la mesa la amenaza del descenso, quedando con una única victoria de colchón sobre su rival asturiano, penúltimo en la clasificación del Grupo A de la Liga Femenina 2 a falta todavía de cinco jornadas para la conclusión del campeonato regular. Cuál habría sido el desenlace de haber podido llegar a término el torneo nunca lo sabremos. Lo que sí resulta un hecho es que cuando esta noche el Cortegada salte a la cancha del Pabellón Municipal de Fontecarmoa para medirse al Celta Zorka Recalvi en la primera jornada de la Copa Galicia Femenina 2020 habrá redondeado los 200 días sin jugar un encuentro. O lo que es lo mismo, la friolera de seis meses y tres semanas.

Sin público en las gradas

Una situación única a la que hoy, a partir de las 21 horas, se suma la extrañeza de regresar sin el calor del público. Porque si bien la normativa sanitaria de la Xunta de Galicia al respecto permite hoy disputar encuentros en recintos cerrados con hasta un máximo de 300 aficionados, la Fundación de Deportes de Vilagarcía, titular del Pabellón Municipal de Fontecarmoa, no autoriza todavía la presencia de espectadores en sus instalaciones.

Así las cosas, no es de extrañar que el primer objetivo del por octava temporada consecutiva entrenador del Cortegada en su primer partido desde el 7 de marzo sea «testar as sensacións individuais das xogadoras tras máis de seis meses sen xogar».