Una fiesta privada en Vista Alegre conduce a cinco denuncias por ignorar las medidas de protección y a una sexta por desacato

El episodio se desarrolló hacia las dos y media de la mañana, cuando la Policía Local recibió varias llamadas telefónicas


vilagarcía / la voz

Queda claro que los hábitos noctámbulos, tan arraigados por estos pagos, están sufriendo una reconversión forzada a golpes de pandemia. Lo que cualquier otro verano hubiese resultado corriente y moliente a finales de agosto, hoy puede erigirse fácilmente en una muestra de falta de responsabilidad colectiva, susceptible de ser sancionada con mayor o menor dureza. Lo ocurrido en la madrugada de ayer en la zona monumental de Vista Alegre, en Vilagarcía, constituye un claro ejemplo de ello. Una fiesta privada concluyó con seis denuncias. Cinco de ellas acusan a sus destinatarios de no portar mascarillas y tampoco guardar la debida distancia de seguridad. La sexta se cursó por desacato.

El episodio se desarrolló hacia las dos y media de la mañana, cuando la Policía Local recibió varias llamadas telefónicas. Fuentes municipales explican que se trataba de vecinos del entorno de Vista Alegre, que se quejaban del volumen de la música y las voces que parecían emanar de los jardines del pazo. Cuando una patrulla acudió al lugar, se encontró con un grupo de personas que permanecían en la zona peatonal que se abre en el exterior del edificio, sin que se protegiesen con mascarillas ni conservasen la distancia de seguridad.

Al aproximarse los agentes, los integrantes de la reunión trataron de escabullirse. Unos, explica el Concello de Vilagarcía, lo hicieron a través del parque de A Xunqueira, mientras que otros se introdujeron en el pazo. No obstante, la policía pudo identificar a unos cuantos de los supuestos festejantes, residentes varios de ellos en Madrid, y requirió la presencia del responsable de la propiedad con el resultado de cinco denuncias por incumplimiento de las medidas de protección frente al coronavirus y contención de los contagios, además de una sexta por desacato, en aplicación de la Ley de Protección de la Seguridad Ciudadana.

Máximo rigor de la policía en O Grove frente a los actos vandálicos 

El Concello de O Grove condenó ayer con dureza los actos vandálicos del pasado fin de semana que, según las primeras indagaciones, fueron cometidos por jóvenes, en su mayoría visitantes. Además de causar daños en el Monte Central y O Redondo, robaron plantas y arruinaron jardines. El gobierno local ha ordenado a la Policía Local que actué con el máximo rigor, y estudia adelantar la colocación de cámaras.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

Una fiesta privada en Vista Alegre conduce a cinco denuncias por ignorar las medidas de protección y a una sexta por desacato